Una elección y una asamblea calientan la pelea gremial en Vialidad.

Los miembros de la conducción del sindicato local cuestionan al interventor de la DPV y lo acusan de impulsar la revocatoria de sus mandatos.
La interna gremial en la Dirección de Vialidad (DPV) resurgió y sufrirá nuevos giros. La historia del enfrentamiento sindical cuenta con capítulos en los se denunció un presunto desfalco de $ 3 millones, en los que hay varios procesos judiciales en marcha, en los que se habló de presiones por intereses políticos y económicos, y los que llegó a producirse una pelea armada en la que hubo un homicidio. Ahora, a esa saga se agregarán una elección nacional y una asamblea revocatoria de mandato en el sindicato local.

Los dos últimos acontecimientos serán clave para la historia. Así lo adelantaron a LA GACETA los miembros de la conducción del gremio: Manuel Palavecino (Secretario General), Rubén Segli (Secretario Gremial) y Julio Fernández (Secretario de Actas). “Vialidad es tierra de nadie. Nos persiguen y no hay libertad sindical. Quieren un gremio que se calle la boca y que no denuncie las cosas raras”, disparó Palavecino. Desde hace años que mantiene un enfrentamiento con un sector denominado “Autoconvocado” y que tiene como referente a Pedro Teruel. Este último grupo fue el que intentó tomar la sede del sindicato en setiembre de 2007 y que derivó en la muerte del capataz Ramón Paz.

Los referentes denunciaron que el interventor de la repartición, Raúl Basilio, no sólo “financió y promovió” los incidentes de 2007 sino que ahora, según aseveraron, “impulsa una campaña en contra para la asamblea revocatoria. Reparten regalos en los campamentos de la DPV y presionan a los empleados”, detalló Palavecino. Además, advirtió que los enfrentamientos no cesaron desde 2007.

Decisión nacional

El 28 se efectuará, en Buenos Aires, la elección de autoridades de Fatvial. Dos listas se enfrentarán: la del actual secretario General, Carlos Beltrán, y la de Eduardo García. En la nómina que encabeza García habrá cuatro miembros de la facción de Palavecino, quien apuesta a obtener apoyo nacional si se impone esa corriente. Así, aspira a llegar con más fuerza a la asamblea revocatoria de mandato de la actual conducción del gremio, que se concretará el 10 de febrero.

Palavecino sostiene ese día tendrá el apoyo de la CTA y de organismos de Derechos Humanos. “Voy a contratar seguridad privada. Pero no podemos garantizar lo que pase en la calle”, advirtió. ”Lo único que falta en Vialidad es que le den un fusil a Teruel. Nos persiguen y si me dan a elegir entre Basilio y Antonio Bussi, me quedo con Bussi ”, concluyó Segli.

Los gremialistas presentaron un comunicado con 14 denuncias entre las que se destacan el desguace y tercerización de maquinaria, la falta de elementos de trabajo y de mantenimiento, la persecución de dirigentes y la compra directa en diversas áreas de Vialidad.

Comentá la nota