Elaboran un proyecto de emergencia económica

Lo llevan a cabo la Provincia, los municipios, empresarios y sindicatos. También consensúan una serie de medidas tendientes a mejorar la situación de las comunas y sostener los niveles de empleo.
El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, afirmó ayer que se trabaja en la elaboración de un proyecto consensuado para declarar la emergencia económica. La iniciativa involucra a municipios de la provincia, a la Federación de Entidades Empresarias Neuquinas (FEEN) y a la CGT.

"El concepto ya se ha manifestado. Ahora estamos trabajando para acordar un documento que establezca claramente en que consistirá la emergencia", sostuvo el funcionario provincial, tras presentar en el Centro Pyme unas 28 propuestas de inversión turística en la Provincia.

Dijo que la iniciativa será puesta a consideración del gobernador Jorge Sapag y que posiblemente se defina en los próximos días. No descartó que pueda ser presentada en la Legislatura Provincial y agregó que la declaración también será acompañada por un cóctel de medidas paliativas.

"No sólo vamos a buscar esta herramienta sino todas las que sean necesarias para mejorar la situación de los municipios y mantener los niveles de empleo, sobre todo en los sectores vinculados a la actividad privada, que no tienen estabilidad", manifestó Bertoya.

Así mencionó la posibilidad de establecer una jubilación anticipada y el congelamiento de vacantes en los Municipios; medidas que procuran racionalizar los recursos municipales y achicar la masa salarial. "Hay un exceso de personal", sostuvo.

También se plantea un régimen especial y transitorio de inversiones: la ley nacional de blanqueo de capitales, y la norma referida al Compre Neuquino, para facilitar la inversión y el trabajo de empresas radicadas en el territorio neuquino.

"Se requieren acciones conjuntas. La Provincia la hacemos todos, el sector público, privado y los gremios. Debemos dejar las pujas sectoriales en pos de atender a los sectores más vulnerables, producto de una crisis internacional que nos ha afectado mucho", sostuvo.

Por eso cuestionó la falta de solidaridad que se manifiesta por parte de quienes no sólo tienen asegurado su puesto de trabajo, sino que reclaman aumentos salariales de hasta el 45 por ciento; mientras otros no cuentan con los recursos necesarios para sostener los niveles de empleo.

"El dinero disponible por el Estado es el mismo, con lo cual lo que le damos a unos se lo sacamos a otros", sostuvo el funcionario provincial.

Dijo que hay que "ser muy cuidadosos" con la administración de los recursos y reiteró la necesidad de tomar medidas con celeridad, tanto para mitigar el efecto negativo que recae sobre los sectores con menor nivel de estabilidad económica como para evitar un grado de conflictividad mucho mayor al que se asiste.

Comentá la nota