Elaboran pliegos licitatorios para obras en más de cincuenta manzanas del barrio Obrero

Los técnicos locales viajaron a Capital Federal a presentar todas las documentaciones pertinentes
En esferas de la Unidad Ejecutora del PROMEBA “Programa de Mejoramiento de Barrios” que funciona en el IPV, se trabaja de manera activa en la elaboración de los pliegos licitatorios para la serie de obras a ejecutarse en el barrio Obrero, las cuales están enmarcadas en este proyecto que prevé cambiarles las condiciones de vida a los habitantes de 51 manzanas de este sector de la ciudad.

Los trabajos a ser licitados para su ejecución son un salón de usos múltiples, obras de saneamiento (agua y cloacas) como las de pavimento y tratamientos de las calles del barrio, los espacios verdes y las veredas. Aunque dentro de este programa que el gobierno ejecuta junto al municipio de la ciudad, se prevé asimismo nuevos sistemas de alumbrado público y regularización dominial de los terrenos.

Justamente al ser el PROMEBA un programa nacional, los técnicos locales viajaron a Capital Federal a presentar todas las documentaciones pertinentes, las cuales se tuvieron luego de la audiencia pública realizada en el mismo barrio, dado que los vecinos tienen un fuerte y directo protagonismo en todo lo planificado.

Con el “visto bueno” de las autoridades de Nación es que se está procediendo a elaborar los pliegos licitatorios de la serie de obras antes señaladas a ser ejecutadas. Se explicó que “a raíz de cambios que surgieron en el proyecto de la red cloacal, se tuvo que readecuar con los organismos, tanto municipal como provincial, para que se pueda optimizar la misma en todo el barrio”.

De esta manera se mantienen informado permanentemente a los vecinos, principales beneficiarios del programa PROMEBA, anticipándose que en poco tiempo más se verá reflejado en la ejecución de las obras, todo el accionar que el Poder Ejecutivo Provincial ha implementado para este populoso sector de la ciudad.

Uno de los fuertes componentes es la reestructuración de todo el sector, dado que cada manzana del barrio Obrero es muy singular. No tienen un parcelamiento regularizado, hay pasajes y las parcelas de cada vecino son muy irregulares.

Por ello justamente, una de las facetas sobre la cual se trabaja tiene que ver con el reordenamiento urbano, que la cuadrícula de la manzana sea lo más regular posible, que todas las parcelas tengan un frente a un pasaje o calle vehicular y que todas las parcelas de los vecinos tengan medidas similares.

Se ratificó que “esta serie de obras están enmarcadas dentro de las acciones de gobierno a través del cual se plantea mejorar la calidad de vida y contribuir a la inclusión urbana y social de los hogares de los segmentos más humildes de la población, que residen en asentamientos irregulares, como es el caso del barrio Obrero”.

Comentá la nota