Elaboran un mapa con los proveedores de energía solar

Elaboran un mapa con los proveedores de energía solar

Ya están disponibles los datos completos del Censor Solar Térmico que realizó el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) con el objetivo de recolectar información estadística del sector y configurar el listado de proveedores de todo el país.

Los datos más relevantes indican que en 2017 se comercializaron más de 35 mil metros cuadrados de colectores solares para agua caliente sanitaria. Del total de equipos vendidos, un 74 por ciento fueron importados y el resto fue de fabricación nacional. También se destaca que siete de cada 10 fueron equipos de tubo de vacío y el 30 por ciento correspondió a placa plana.

La medición en metros cuadrados se debe a un standard internacional que permite contabilizar la capacidad instalada más allá de los distintos tipos de equipos. Además permitió calcular que sólo con los equipos instalados en 2017 se evitó la emisión de 5.520 toneladas de dióxido de carbono, equivalentes a las que producen mil automóviles en un año. En cuanto al aspecto económico, se ahorró el uso de cuatro millones de metros cúbicos de gas natural.

En los últimos diez años la energía solar térmica triplicó su potencia instalada en el mundo, alcanzando los 472 gigavatios térmicos (GWth) de capacidad, cuando en 2007 no superaba los 150 GWth. En Argentina también se incrementó el número de empresas fabricantes, instaladores, importadores, distribuidores, e instituciones de capacitación y certificación, lo que hizo necesario dimensionar ese crecimiento.

“Se trabajó en forma interdisciplinaria con especialistas en energía solar térmica, profesionales de ciencias sociales y del área de informática del INTI para desarrollar un formulario online de fácil acceso para todos los proveedores del sector, donde pudieran volcar los datos acerca de su actividad durante 2017”, explicó Martín Sabre del área de Energía y Movilidad del organismo.

En cuanto a los plazos de amortización para la instalación de un equipo en una vivienda familiar, el especialista indicó que dependerá de varios factores, en especial de las tarifas energéticas del lugar y del precio del equipo. “Teniendo en cuenta esas variables, estimamos que se podría amortizar entre los cuatro y los seis años”, señaló.

Al respecto, comentó que “la financiación y la difusión de esta tecnología son los obstáculos más importantes en la actualidad para que la energía solar logre una expansión masiva” y precisó que “si bien es una de las energías renovables más accesibles, requiere de una inversión inicial importante para la compra y la instalación del equipo”.

Por último, Sabre explicó que “un colector solar puede usarse en lugares sin conexión a red eléctrica o de gas, aunque lo más frecuente es la utilización de calefones solares como dispositivo principal con equipos convencionales como apoyo”.

Coment� la nota