Elaboran el "mapa de la droga" para la lucha contra el narcotráfico

En los últimos años el negocio del narcotráfico parece haberse instalado peligrosamente en Argentina, y algunos indicios nos hablan de que ya el problema deja de ser una situación pasajera y empieza a convertirse en una problemática estructural.
El sostenido crecimiento en la cantidad de adictos, frecuentes hallazgos de cargamentos cada vez más grandes de droga y la desmantelación de "cocinas", son signos evidentes de que el narcotráfico está fuertemente instalado en el país. Pero también revela algo más grave: Argentina dejó de ser un país de paso para convertirse en productor de estupefacientes.

Ante el crecimiento del negocio de la droga en el país, y la aparente deficiencia de las fuerzas de seguridad y el poder político para resolverlo, son varias las organizaciones que buscan colaborar para erradicar este mal. En ese marco, la Asociación Antidroga de la República Argentina (AARA), una ONG sin fines de lucro, tomó la iniciativa de elaborar el "Mapa del Narcotráfico". Lo que hace puntualmente AARA es detectar y plasmar gráficamente los puntos de venta de droga minorista y mayorista mediante denuncias concretas de los vecinos.

En diálogo con Ámbito.com, el titular de AARA Claudio Izaguirre, explica la metodología que utiliza la asociación para elaborar el mapa: "Lo que hacemos es mostrarle al mundo donde están los espacios de venta al público y cuál es el movimiento de venta de droga en el territorio nacional", afirma.

Izaguirre, diplomado en Tratamiento de Adicciones Tóxicas y no Tóxicas en la Universidad de Tres de Febrero, señala que para la conformación del mapa no se tienen en cuenta las denuncias policiales, sino que se toman las advertencias de los vecinos y se trata de corroborar la veracidad de las mismas, para luego dar a conocer el posible punto de venta.

La Asociación Antidroga de la República Argentina se dedica, además de la detección de los centros de distribución de droga, a la prevención directa e indirecta del consumo de estupefacientes. En ese sentido, desde la ONG sostienen, a diferencia de las políticas implementadas en los últimos años, que es necesario perseguir tanto al vendedor mayorista como al minorista, para "atacar al enemigo desde todos los ángulos", incluso desde la Unidad de Información Financiera. "Si el paco mueve al año u$s 235 millones a algún lado va ese dinero", señalan.

El titular de AARA sostiene que el problema del narcotráfico en el país es "complicado" debido a que no hay acciones directas para combatirlo y advierte que los grandes traficantes de droga ya se hacen pie en Argentina.

"Solamente en Capital tenemos instalados cuatro cárteles, más los mexicanos en la provincia de Buenos Aires, más los colombianos a la vera del río Paraná", agrega.

"Los cárteles se han instalado para quedarse", insiste Izaguirre, al tiempo que asegura que el país ya es productor de cocaína. "Si no, no habría paco", señala.

Como parte de las medidas que hacen falta para combatir el problema del narcotráfico, desde AARA sostienen que es necesario sacar los precursores químicos de la venta minorista para evitar la elaboración de drogas, destruir los pasos fronterizos ilegales y aeropuertos clandestinos por los cuales ingresan al día miles de kilos de cocaína y marihuana, y que se controle eficazmente el espacio aéreo.

Izaguirre es contundente en la gravedad del problema del narcotráfico: "Cuando entra la droga a una casa haga de cuenta que entró una bomba atómica".

Comentá la nota