El ejemplo: las internas en Santa Fe

Los ciudadanos santafesinos, afiliados o no a partidos políticos, eligen desde 2005 en elecciones primarias a los candidatos que disputan luego en los comicios generales cargos provinciales, municipales y comunales.
El sistema de elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias ¿o de primer turno¿ funciona en la práctica como una interna partidaria. Es de aplicación obligatoria para todos los partidos, alianzas y frentes. Y todos los ciudadanos, incluso aquellos que no estén afiliados a ninguna fuerza política, deben optar por algún candidato. Quienes resulten electos, participan en el segundo turno electoral, donde queda una boleta por cada fuerza política y los candidatos ya compiten directamente por los cargos que están en juego.

Las primarias fueron aprobadas en la provincia en diciembre de 2004, reemplazando a polémica la Ley de Lemas. El viejo sistema de doble voto simultáneo permitía a los distintos candidatos de un partido competir por un mismo cargo en las generales. El más votado sumaba los sufragios del resto. Así, se resolvía la interna al mismo tiempo que se aprovechaban los votos para acceder a un cargo.

De esa manera, tres veces la gobernación quedó en manos de candidatos que no fueron los que más votos obtuvieron. Carlos Reutemann fue uno de los que se benefició con este sistema.

En Santa Fe, el 2 de agosto se elegirá a los candidatos que el 27 de septiembre ¿las fechas originales debieron correrse debido al avance de la gripe A¿ competirán para ocupar intendencias, concejos municipales y comisiones comunales en 99 localidades de la provincia.

En Rosario, donde se renovará parte del Concejo municipal, se presentarán en las primarias un total 73 listas de precandidatos. En Santa Fe capital serán 52. El total de electores en la provincia es de 2.376.870.

Comentá la nota