El ejemplo concreto de que se puede vivir de la tierra

El ejemplo concreto de que se puede vivir de la tierra
Olga Mazza participó en el lanzamiento de la Agencia Periurbana de Paraná para el desarrollo de la agricultura familiar. Con 20 años en el Pro Huerta está lista para dictar el taller de capacitación.
En la chacra no hay franco”, deslizó sonriente Olga Maza ayer en su casa de José Hernández 1258 frente a la avenida circunvalación en lo que vendría a ser el área periurbana de la capital provincial. El ingreso a la construcción de 1890 está lleno de árboles y de grandes plantas. Su patio es una granja en donde conviven perros, gansos, cabras, gallinas y gallos. Dice: “Estos son hijos del Pro Huerta” y señala algunos de los animales que pasean dentro del predio.

Olga está esperando que se seque un poco la tierra porque tanta lluvia hizo estragos. El invernáculo todavía tiene huellas del fuerte viento de las últimas tormentas. Una vez que esté todo listo comenzará a capacitar un grupo de 35 personas con el apoyo del programa Pro Huerta. La mujer de 71 años trabaja con familias de su jurisdicción, Brisas del Este, y también llegan desde Circunvalación, Quitas al Este y hasta de Bajada Grande.

A ella le agrada denominar su taller como Huerta Orgánica Familiar en donde enseña a injertar árboles, la cunicultura (cría y explotación del conejo domestico), apicultura, lombricultura (para el compostaje y la producción de humus) “para no salir a comprar ningún químico, no hay que gastar un centavo, lo único que hay que poner es la voluntad y un poquito de tierra”, contó a UNO en el medio de su granja. Antes, el que carecía de tierra podía hacer las prácticas en “La casita del huertero” en donde se había armado una huerta comunitaria que llevaban adelante muchos jóvenes. Ese espacio tuvo que cederlo a los nuevos inquilinos.

La época

Por estos días lo que se puede sembrar es acelga, lechuga, arvejas, rabanito, remolacha, zanahoria, o perejil. “El que tenga ganas puede venir que le doy la clase teórica y práctica. Porque hay que agarrar la herramienta para aprender de verdad”, detalló sobre el taller que comenzará en algunos días y que está pensado para que las familias de bajos recursos tengan una posibilidad de producir sus alimentos.

Enseguida cuenta todo lo que hay que hacer para que sembrar acelga, se apasiona. También aconseja que el trabajo en la huerta “tiene que ser familiar”. Si bien el trabajo fuerte lo tienen que hacer los más grandes, los pequeños pueden aprender a regar los canteros que son de aproximadamente 80 centímetro de ancho.

Está convencida de que para poder trabajar la tierra hay que amarla. Por eso dice que ella se quedó toda la vida en su huerta y nunca pensó ir para la ciudad, más allá de que la tenga cerca.

Realidad

“El famoso cordón verde que proponíamos quedó en la nada cuando se empezó a urbanizar toda esta zona. Le quitaron toda la fisonomía”, explicó sobre lo que está sucediendo en una de las zonas de huertas que tiene Paraná.

Algo similar sucedió en la zona de El Brete y con las plantaciones de cítricos que antes se expandían en las afueras de la ciudad. Por eso ahora llegó el momento de hablar de la “agricultura urbana”.

Para entender

Olga capacita a las familias porque ama el trabajo en la tierra.

El viernes participó en la presentación del lanzamiento de la Agencia Periurbana de Paraná. “Me invitaron y no desprecié la silla. Me puse medio nerviosa”, contó.

La intención es comenzar a mejorar la alimentación

Se presentó la Agencia para el Desarrollo de la Agricultura Familiar y la Seguridad Alimentaria de Paraná que busca el desarrollo de herramientas de la economía social para mejorar el acceso a una alimentación sana para la población y la retribución justa para quienes la producen.

El lanzamiento se realizó el viernes en la Vieja Usina y estuvo encabezado por la presidenta municipal de Paraná, Blanca Osuna; el director regional de INTA, Oscar Valentinuz; el delegado provincial de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, Rubén Belegoti; el secretario de Producción Primaria del Ministerio de Producción de la Provincia, Leandro Rodríguez; el director provincial de Pro Huerta, Sebastián Chiapella; y el coordinador regional temático de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de Senasa Entre Ríos, Néstor Micheloud.

“La Agencia se propone el desarrollo de herramientas de la economía social y se pretende impulsar la implementación y fortalecimiento de los mercados populares y un incremento significativo de las ferias francas”, explicaron en un comunicado oficial.

Entre los desafíos destacan consolidar la producción primaria, impulsar el valor agregado en origen, desarrollar estrategias para la comercialización local, fomentar la organización y la integración en todos los niveles, adaptar la tecnología para los actores locales, facilitar el acceso a la información, a la tecnología y al desarrollo e incorporar nuevos productores y mano de obra capacitada.

Las cifras

35 -Es la cantidad de familias que habitualmente participan del taller de Olga.

Coment� la nota