El Ejecutivo vetó parcialmente el presupuesto provincial 2010

El Ejecutivo vetó parcialmente el presupuesto provincial 2010
Eliminó la moratoria que había propuesto el Justicialismo, la restricción para el endeudamiento, las limitaciones para la creación de nuevos cargos, la nueva distribución del Fondo Sojero, y la posibilidad de que se descongele la planta de personal del Senado.
El Poder Ejecutivo cumplió esta mañana con el trámite administrativo de promulgar parcialmente el presupuesto provincial 2010 y la reforma tributaria votada la semana pasada en la Legislatura, y vetó una decena de artículos. Entre ellos, eliminó la restricción impuesta por el Justicialismo para tomar empréstitos, también el artículo que autorizaba nuevos cargos pero sólo los creados hasta 2008; vetó la moratoria incorporada a instancias del PJ, el régimen de compensación de deudas entre provincia y municipios, el cambio de distribución del Fondo Sojero, y el artículo que descongelaba la planta de personal del Senado.

"Hemos recuperado el presupuesto original presentado por el Poder Ejecutivo, con la salvedad de que vamos a obtener de la reforma tributaria 600 millones de pesos menos para el Tesoro provincial.

Recuperar el presupuesto con menos recursos significa que se nos ha fijado el monto de gasto en 19.686 millones, se ha fijado la estimación de recursos en 17.800 millones, y en consecuencia, se ha aceptado el endeudamiento de 1.600 millones de pesos", dijo el ministro de Economía, Angel Sciara.

El funcionario hizo los anuncios esta mañana en conferencia de prensa junto a su par de Gobierno, Antonio Bonfatti, y después de una reunión que mantuvieron ayer con legisladores del Frente Progresista, donde se terminó de perfilar el contenido del veto parcial que ahora vuelve a la Legislatura..

Endeudamiento

Tal como lo señaló Sciara, el endeudamiento previsto por el Ejecutivo en el proyecto original estaba planteado para financiar el déficit de 1600 millones de pesos. Pero en el artículo 85 de la ley que se terminó sancionando, el Senado autorizaba al gobierno a que "eliminase el uso del crédito" para tal fin.

"Nosotros no aceptamos esa autorización -explicó Sciara- (y en consecuencia, el artículo queda vetado), porque de lo contrario, hubiésemos tenido que o reducir los salarios o eliminar el plan de obra pública".

Sin embargo, el ministro interpretó que el gobierno no necesitará enviar nuevos mensajes a la Legislatura para reclamar empréstitos cuando lo necesite, porque en los cinco primeros artículos de presupuesto, el Justicialismo convalidó la posibilidad de que el Ejecutivo se endeudase para sanear su déficit.

"Esa posibilidad no está cercenada; está convalidada. Porque me fijan el gasto en 19 mil millones y los recursos en 17, en consecuencia, fijan el déficit, y el artículo 5 establece el uso del crédito para desequilibrios financieros de largo plazo. Si veo eso, estoy autorizado a endeudarme", fundamentó.

El Ejecutivo convalidó la autorización que la Legislatura le concedía exclusivamente -por un artículo también propuesto por el PJ- para tomar un préstamo de hasta 250 millones de pesos para el pago de sueldos y salarios.

"Esto tiene que ver con una especie de compensación al pedido hecho oportunamente por nosotros de utilizar el 100 por ciento el Fondo Unificado de Cuentas Oficiales", dijo Sciara. El ministro aclaró que esta última opción hubiese implicado un costo cero para la provincia, mientras que la autorización concedida por el Senado obliga al fisco a pagar un costo financiero que se establecerá oportunamente.

Reforma fiscal

En términos generales, la reforma fiscal fue aceptada por el Ejecutivo, excepto, aquel artículo que proponía una moratoria impositiva.

"Estimamos que es una discrecionalidad asimétrica favorecer a aquellos que no han pagado condonando multas y deudas, y para no resignar recursos, creemos que existen mecanismos mucho más armónicos que respeten tanto a los pagadores como al los morosos, a través de planes de pago específicos. En tal sentido, vamos a elevar una propuesta que reacomode el plan ya vigente", adelantó Sciara.

El ministro también confirmó el veto al artículo que proponía modificar la distribución del Fondo Sojero. Originalmente, ese esquema de reparto implicaba 30% de recursos para municipios y comunas, y 70% para la provincia. La Legislatura, incluso con el consenso del radicalismo, cambió la proporción y estableció que fuese en mitades iguales. Pero el gobierno consideró inapropiado el cambio y también lo vetó por lo que quedará vigente el esquema actual.

Con respecto al personal, el presupuesto sancionado establecía una planta de personal retrotraída a diciembre de 2008. "Con esto se cometía el error normativo de no considerar todos los cargos creados legalmente durante 2009. Por eso vetamos dicho artículo fijando la planta permanente y transitoria al 31 de diciembre de 2009, preservando los cargos acordados básicamente en paritarias durante todo el año pasado", explicó el ministro. Sciara aclaró que para los cargos que se necesiten crear a lo largo de 2010 se enviarán proyectos particulares a la Legislatura pidiendo las correspondientes autorizaciones.

El Ejecutivo también vetó una serie de exigencias que había incorporado el Justicialismo al mecanismo de compensación de deudas propuesto por el gobierno entre provincia y municipios, y se retrotrajo el artículo a la redacción original. Por último, el gobierno vetó el artículo que incorporó el Senado y que permitía descongelar después de nueve años, de la planta de personal de esa cámara. Ello hubiese habilitado nuevos ingresos a lo largo del corriente año.

"Este veto nos habilita a no tener que ajustar los gastos, ya que dada la fijación establecida, podemos ejecutar los recursos en los términos que planteábamos y hacer uso del crédito tal como lo habíamos establecido", concluyó Sciara.

Comentá la nota