El Ejecutivo quiere que los gremios se ubiquen en el contexto de la crisis para negociar aumento salarial

El análisis lo hizo el jefe de gabinete de Secretarios, Carlos Fernández, indicando que “cuando uno recibe un incremento salarial por parte de los trabajadores, tiene que decir que es razonable, porque los sueldos no alcanzan y es necesario que mejoren su calidad de vida”.
No obstante, señaló que “cuando uno cumple una función en un municipio, tiene que analizar el contexto en el que estamos viviendo, donde los municipales locales tienen uno de los mejores sueldos de la provincia, que estamos en el marco de una crisis y que, si tuviéramos que pagar lo que piden, es decir un 25%, estaríamos necesitando 18 millones de pesos más para todo el año”

Es evidente, dijo Fernández, que “no se puede dar un aumento así, sino deberíamos triplicar la tasa retributiva de servicios, y la gente no estaría de acuerdo”.

Por esa razón, argumentó el funcionario que “nos vamos a sentar a hablar y veremos hasta donde se puede llegar, pero los gremialistas tienen que saber que esos números son imposibles de pagar en la realidad que estamos viviendo”.

Comentá la nota