El Ejecutivo pidió un boleto de $1,65 y un subsidio a las empresas de 10 centavos

Se develó el misterio: el intendente propuso un boleto de micros a $1,65 para el usuario, más un subsidio de $0,10 para las empresas.
El expediente ingresó ayer al Concejo Deliberante, según lo confirmaron en Frente a Cano desde el Concejo Deliberante.

Al respecto, el edil Oreste Retta dijo que aún no ha podido leer el documento pero que, sin dudas, se trata de un cambio radical del discurso de los funcionarios municipales. “No se hacen cargo de lo que han dicho anteriormente, cuando aseguraban que el boleto no iba a aumentar porque con el nuevo sistema, la tarifa a $1,35 iba a sobrar”, manifestó.

Por su parte, Norberto Martínez, opinó que es otra realidad que se contradice con las palabras. Se quejó porque todavía no empezó el sistema de combos y ya se habla de un aumento. “Este bloque va a aferrarse a las declaraciones de los funcionarios durante en el ultimo año y medio”, anticipó, en referencia a los dichos del intendente y de otros funcionarios que aseguraron que no iban a existir aumentos de tarifa porque con la reducción de kilómetros en los trayectos y la mayor cantidad de usuarios, la tarifa era rentable y que en realidad iba a tender a la baja. Finalmente, desde el oficialismo, Juan Bautista Leiva aclaró que se trata de una alternativa propuesta por el Ejecutivo. “El Concejo debatirá y definirá qué será lo más conveniente”.

En otro orden, explicó que entre las variantes que evalúan los ediles, se encuentra la posibilidad de implementar boletos fraccionados. “El precio variará según la cantidad de kilómetros que recorran los usuarios”, indicó el edil, en referencia a un proyecto en el cual está trabajando el bloque oficialista. Leiva afirmó que una de las posibilidades es establecer un valor diferenciado del boleto "en las horas pico, en las franjas horarias cuando la gente sale o entra a trabajar"

Comentá la nota