El Ejecutivo pide al Concejo que avale la restricción a la publicidad en la costa

Los concejales deberán decidir si ratifican el decreto que prohibió fijar publicidad que obstruya la visual a conductores y peatones * La norma provocó objeciones entre quienes están vinculados al negocio
En las próximas horas el Concejo Deliberante recibirá el decreto ad referéndum que semanas atrás firmó el intendente Gustavo Pulti prohibiendo la instalación de publicidad estática que obstruya la visualización del paisaje costero. Una vez que el expediente ingrese al Deliberativo, los concejales deberán analizar si convalidan la medida, que si bien ya está en vigencia, debería ser ratificada para asegurar su continuidad.

El decreto estableció una veda para la instalación de nuevos anuncios de publicidad estática en toda la costa marplatense, cuya presencia impida u obstruya una franca visualización del mar desde cualquier punto de circulación vehicular o peatonal.

Con esta disposición, el intendente pretendió poner en práctica una de las nuevas restricciones contenidas en el proyecto del Código de Publicidad que, paralelamente, ya analizan los concejales y que podría ser aprobado en los próximos meses.

Según había explicado el jefe comunal, la decisión de aplicar este decreto en este momento obedeció a su intención de comenzar a reducir desde ahora la polución visual que provoca el negocio de la publicidad callejera, sin tener que esperar a que el Concejo sancione en nuevo código para la actividad.

Si bien inicialmente el decreto no generó reacciones negativas en el ámbito político local, los planteos formulados hace algunos días por empresarios ligados a la comercialización de publicidad comenzó a generar dudas respecto de la postura que podrían asumir algunos concejales.

Durante una reunión realizada en la Comisión de Obras a fines del mes pasado, los empresarios manifestaron su descontento con la norma dejando entrever su deseo de que no sea avalada.

Lo cierto es que el Ejecutivo aspira a que el decreto sea ratificado ya que está convencido de que resulta necesario preservar el paisaje costero que, en especial durante el verano, sufre una invasión de anuncios publicitarios que, en muchos casos, son de dimensiones "monumentales". Quienes también plantearon reparos respecto de este tema fueron los concesionarios de algunos balnearios, que durante las temporadas se suelen beneficiar con el desembarco de promociones en las playas a su cargo.

Por otro lado la medida contó con algunos apoyos, como fue el caso de la Asociación de Víctimas de Accidentes de Tránsito, (Apravat) que subrayó que la reducción de la cartelería es esencial para mejorar la seguridad vial.

Por su parte, el Ejecutivo hizo hincapié en el efecto que la disposición tendrá para recuperar la armonía y belleza del paisaje y revalorizar a la costa marplatense como postal y atractivo turístico.

En relación a los anuncios publicitarios ya existentes, el decreto establece que podrán continuar en su lugar, pero que deberán ser retirados de inmediato una vez que se venzan sus permisos.

La norma sólo permite la instalación de nuevos carteles estáticos por parte de organismos oficiales, en el caso de "que se justifiquen por cuestiones de innegable interés público".

Sin quórum para Punta Iglesia

La comisión de Turismo del Concejo Deliberante no pudo sesionar ayer por falta de quórum ante la inasistencia de los concejales que integran el bloque radical, con lo cual, no pudo se tratado el proyecto de ordenanza que permitiría adjudicarle a una empresa privada la remodelación y explotación del balneario Punta Iglesia. Debido a la ausencia del presidente de la comisión, Nicolás Maiorano (UCR), la reunión fue convocada por la vicepresidenta, la concejal de Acción Marplatense, Claudia Rodríguez. Pero ningún integrante del radicalismo se hizo presente, por lo que la sesión tuvo que ser suspendida y reprogramada para hoy a las 9. Rodríguez no ocultó su disgusto ante la falta de quórum, ya que el oficialismo pretende analizar en el corto plazo la adjudicación de Punta Iglesia para intentar que el nuevo concesionario pueda comenzar a prestar algunos servicios a partir de la próxima temporada. El proceso de licitación fue abierto hace algunos meses y tuvo a la empresa Balena S.A como única oferente.

Comentá la nota