El Ejecutivo municipal presentó un presupuesto 2010 que ronda los 240 millones de pesos

Mantiene una cifra similar a la del actual ejercicio. De ese número unos 35 millones serán para obras. Sin embargo se plantea como una estimación austera ante la crisis. Un 52% de los ingresos serán destinados a gastos en personal.
Mantiene el 8% del tope en la distribución de fondos al resto de las entidades que dependen del Estado municipal.Cumpliendo con los plazos establecidos por la Carta Orgánica, el Ejecutivo municipal presentó ante el Concejo Deliberante el proyecto de presupuesto para el ejercicio 2010, el cual ronda los 240 millones de pesos, cifra similar con la que se rigió el actual ejercicio financiero (238 millones).

«Es un presupuesto austero. Nos hubiera gustado que fuera un poco más alto pero tenemos que ser austeros y sinceros con nuestra sociedad, con nuestra comunidad», sostuvo el intendente Jorge Martín, quien, acompañado por el secretario de Finanzas, Paulino Rossi, brindó detalles de lo presentado ante los concejales para su análisis.

Lo cierto es que el proyecto se enmarca en los efectos que trajo aparejada la crisis financiera y económica; y que provocara que el actual presupuesto terminara en 220 millones de pesos, aunque las medidas adoptadas a principio de año posibilitaron afrontar las complicaciones.

El Jefe comunal afirmó: «Fuimos los únicos en tomar la crisis en serio y dijimos que debíamos achicar gastos y, por ende, todas las secretarías y direcciones tuvieron que achicar sus presupuestos y sus ambiciones de trabajo, lo que nos ha permitido llegar a una situación bastante holgada. Todo esto porque tomamos las medidas correspondientes ya que si nos hubiéramos hecho los distraídos, hoy posiblemente estaríamos cerrando con un déficit muy alto».

Agregó que «fuimos muy responsables y por algo hoy tenemos la posibilidad de haber hecho tantas obras en la ciudad, haber hecho crecer el patrimonio municipal, dar incrementos salariales y haber ayudado a muchísima gente en nuestra ciudad frente a las necesidades que tienen los vecinos. El Municipio nunca cerró ni una sola oficina por falta de fondos. Esto quiere decir que hay un trabajo planificado y que fuimos muy claros; y se lo dijimos a la sociedad en el mes de marzo», insistió.

Martín evaluó que, como consecuencia de todo ello, «este es un presupuesto muy medido, muy controlado, de acuerdo a la situación real que atraviesa nuestro país. Por supuesto, si hay mayores ingresos para el año que viene se corregirá; pero preferimos ser cautos, ser austeros, como lo hemos sido en estos 10 años de administración, lo cual nos ha permitido ordenarnos dentro de la gestión municipal y nos ha posibilitado que, dentro de lo que le adeudan al Municipio de Río Grande -que son deudas muy abultadas- podamos funcionar bien e ir cumpliendo con todos los requisitos. Si no se nos debiera todo este dinero podríamos haber hecho muchas más cosas en nuestra ciudad, pero está en vía judicial y queremos que se resuelva lo antes posible».

«También solicitamos que se respete, en base a lo que habíamos acordado con el Gobierno de la provincia, los ingresos del Municipio, para que nos permita, políticamente, poder darle respuestas concretas a nuestra sociedad y, a su vez, cumplir con los compromisos de campaña que nos hicieron llegar a ganar y, en definitiva, poder darle respuestas a los vecinos», recordó.

Unos 35 millones para obras

Dentro del proyecto, el Ejecutivo destina unos 35 millones de pesos para obra pública, los que financiarán pavimentación, cordones cuneta y obras de infraestructura: «porque es la demanda que tenemos por parte de los vecinos», dijo el intendente Martín.

«Estamos terminando una obra muy importante que es la del Colector Máxima Norte, que es un emprendimiento de 17 millones de pesos que nos insume muchísimo gasto; y una parte que trabajaremos sobre el muro costanero ya que en las últimas mareas extraordinarias nos asustó la fuerza de la naturaleza que hizo que en los tramos donde no hay muros, pasaran piedras y arena con el agua de mar», amplió.

Ante un presupuesto acotado, el Jefe comunal dijo que se afianzarán todos los sistemas para que haya el menor gasto posible, «ya que todo sube; por ejemplo, los insumos para potabilizar el agua que cada año se incrementan».

Además se destinarán unos 4 millones para financiar el Presupuesto Participativo.

Anticíclico difícil de recuperar

Sobre el Fondo Anticíclico, el Intendente confió que la idea es recuperarlo, pero observó que «tenemos un presupuesto muy acotado que no nos permite margen de maniobra. No nos permite ahorro, frente a las demandas que tenemos de los vecinos» y, por su parte, el contador Paulino Rossi explicó que la ordenanza de creación de este fondo especifica que se debe conformar cuando haya excedentes presupuestarios y que no se puede crear el mismo en las formulaciones presupuestarias.

«La intención es guardar parte de los excedentes cuando los haya, para ser utilizados en tiempos de crisis», insistió.

Comentá la nota