El Ejecutivo municipal celebró el nivel de consenso logrado con el Concejo

El secretario de Gobierno, Pablo Blanco, destacó el diálogo que posibilitó la aprobación del Presupuesto 2010, lo que permitirá llevar adelante el plan de gobierno trazado. Además destacó la aprobación de los proyectos relacionados con la adquisición de tierras para ser urbanizadas y la subasta pública del predio en Thorne y Elcano. «Los concejales han sabido vislumbrar el interés común y se han logrado los consensos necesarios para afrontar esta crisis habitacional», destacó.
RIO GRANDE.- Desde el Ejecutivo municipal se celebró el acuerdo político conseguido con el Concejo Deliberante, lo que permitió que en la última sesión del Cuerpo se lograran aprobar diversos asuntos que desde hace tiempo se estaban debatiendo y que hacían a la agenda de temas, considerados prioritarios por el Ejecutivo, no sólo en lo que respecta al Presupuesto del próximo año, sino también en cuanto al primer canje de tierras y la subasta pública, entre otros.

El secretario de Gobierno, Pablo Blanco, destacó que el diálogo logrado y su consecuencia inmediata «demuestra que cuando hay objetivos comunes, más allá de las diferencias políticas, se puede llegar a un consenso y a un acuerdo en inmejorables condiciones para comenzar el 2010 con un presupuesto aprobado, con un plan de gobierno que está explicitado en el mismo, y esperemos poder llevarlo adelante y que no nos suceda como el año anterior, donde las expectativas del presupuesto la tuvimos que ir reduciendo producto de la crisis».

En este sentido, el funcionario recordó que «no se cumplieron los objetivos de la recaudación producto de la crisis que venía atravesando el país, pero sobre el fin de año las cosas mejoraron un poco y pudimos encausar algunos temas gremiales, algunos más allá de las soluciones van a seguir reclamando porque los objetivos de ellos son otros, pero creo que este año termina bastante bien, bastante normalizado», sostuvo en referencia a la situación financiera, económica y política, luego de haber conseguido además un plan de mejora salarial para los empleados municipales, lo que descomprimió la protesta que provenían del sector gremial.

Analizando lo desarrollado por los ediles en la sesión del viernes, Blanco rescató la aprobación de sendas ordenanzas relacionadas con la crisis habitacional, una de ellas presentada por el Ejecutivo, como lo es el canje de tierras, y la otra por parte del concejal Ariel Pagella referida a la subasta pública.

«Tienen que ver con las tierras para ser destinadas a urbanización; uno de ellos en lo que hace a los terrenos que pertenecían a la estancia María Behety y a su vez el otro, que tiene que ver con la subasta del predio que está ubicado en Thorne y Elcano, con lo cual los recursos que se obtengan de esta subasta serán destinados a la compra de tierras para urbanizar y en el primer caso, el canje que se obtenga se traducirá en más tierras para la ciudad que también serán urbanizadas para paliar las necesidades de terrenos que hay en muchos vecinos. Son temas importantes que más allá de las diferencias, los concejales han sabido vislumbrar el interés común y se han logrado los consensos necesarios para afrontar esta crisis habitacional».

Con este marco de diálogo político logrado al finalizar el año, Pablo Blanco se aventuró a entender que «el 2010 va a ser un año tranquilo, si bien el 2011 será un año electoral. Pero aún así ya se van a poder ver algunos posicionamientos políticos que son legítimos, pero esperamos que no se pierda el objetivo común que primero está el trabajar por la comunidad, independientemente de las candidaturas, porque creo que éstas, tienen tiempo más que suficiente de posicionarse en el 2011 ya que queda todavía un año y medio para las elecciones».

Comentá la nota