El Ejecutivo municipal no avalará paradas de remises en el microcentro

Aunque señaló como positivo haber llegado a un acuerdo entre taxistas y conductores de remises por la constitución de paradas fijas para la modalidad puerta a puerta que ahora deberá definir el Concejo, el secretario de gobierno municipal Sergio Vallejos confirmó que el Ejecutivo no avalará la constitución de nuevas paradas en el microcentro de la ciudad.
“Las nuevas paradas no pueden ser habilitadas en el área del microcentro ya que generarían un congestionamiento de tránsito inconveniente”, adelantó ayer en declaraciones radiales en las que también insistió en la necesidad de que las líneas interurbanas de colectivos no ingresen en el microcentro por el mismo motivo.

Vallejos relató que el arreglo con propietarios de remises surgió del diálogo entre las partes, en el que se admitió que por la regulación de los dos tipos de servicios, “efectivamente la legislación actual, no da un trato igualitario”, ya que los taxis tienen posibilidad de parada fija y los remises no.

Remarcó que se trata de servicios con diferente caracterización legal y no se pueden habilitar paradas en un servicio definido como de puerta a puerta.

“Ellos quieren paradas fijas, pero la legislación no las permite. Tratamos de habilitar el diálogo y dejar abiertas las puertas de un canal de conversación. Esto dio origen a un preacuerdo, del que también participaron los taxistas”, apreció.

Vallejos valoró que de las cuatro paradas en conflicto, la disputa se mantiene en un solo lugar, pero con una opción de acuerdo para correr la parada de taxis del frente de la UNNE, lo mismo que se haría en la estación terminal de ómnibus, donde los remises deberán esperar unos metros detrás de los taxis.

El camino de diálogo abierto seguirá ahora en el Concejo Municipal, donde los remiseros buscarán un cambio en la legislación de fondo, pero ante cuyo resultado el Ejecutivo ya adelantó su opinión contraria.

Tránsito conflictivo

Vallejos mencionó el apoyo a la creación de la Agencia de Seguridad Vial que puso en marcha la Nación, en continuidad del Consejo Federal de Seguridad Vial.

“El problema del tránsito es generalizado y tiene que ver fundamentalmente con la falta de cultura... Lo que necesitamos es abrir el debate en la sociedad”, señaló planteando dejar en claro los grados de responsabilidad en los accidentes, por error de conducción o por falta de control del Estado.

Vallejos adelantó, por la mañana, el reclamo que repitió por la tarde ante el director de Transporte de la Provincia, para que los colectivos de líneas interurbanas eviten meterse en el microcentro de Resistencia, para evitar los congestionamientos.

El secretario de gobierno municipal relativizó la gravedad del tono expuesto en el reclamo de los remiseros, que lo cerraron recordando la amenaza de sitiar la ciudad en caso de que el Consejo se niegue a dar curso y aprobar el reclamo de habilitar paradas fijas.

Las atribuyó a la maduración del grado de discusión política de la comunidad, e instó a seguir buscando soluciones dentro del diálogo racional e institucional que propone la democracia.

Anotó, en contraste, la manifestación que reclamó la liberación de un sujeto procesado y aún detenido por los incidentes de la peatonal en los que resultaron apuñalados el periodista Fabricio Glibotta y el secretario de finanzas de sindicato municipal, Walter Martínez. “Parecería que la sociedad está patas arriba: cualquiera puede hacer cualquier cosa y encima se consideran víctimas”, comentó.

Comentá la nota