El Ejecutivo llevó a cabo la reapertura de Sargento Cabral y Lavalle

Después de dos meses desde que el Concejo Deliberante, por ordenanza, solicitara "su inmediata" reapertura, el Ejecutivo municipal volvió a habilitar el tránsito sobre Sargento Cabral y Lavalle en sentido suroeste – noreste, que había quedado cortado a la circulación vehicular por un cantero central y había originado manifestaciones de vecinos.
El proceso de desarrollo de la obra -que aún sigue sin finalizarse- fue señalado, tanto por vecinos como por ediles de la oposición, como una "desprolijidad" no sólo por la forma en la que el Ejecutivo actuó tomando atribuciones que le son propias al Cuerpo Legislativo, como "el trazado, apertura, rectificación construcción y conservación de calles" (artículo 27 inciso de la Ley Orgánica de las Municipalidades), sino por el retroceso que significa para la sociedad que las autoridades comunales deban rehacer las cosas por un mal proceder.

Aunque se hizo lugar al reclamo iniciado por los vecinos en agosto del año pasado y se dio cumplimiento a la ordenanza por medio de la cual se pedía la reapertura de dicha arteria, la historia, por el momento, no parece tener un final feliz ya que preocupa ahora que Sargento Cabral no cuente con semáforo y que Pellegrini haya sido habilitada como de doble sentido de circulación sin el referéndum de los concejales.

Los vecinos, especialmente automovilistas, celebraron el inicio de la obra de repavimentación de Avenida Lavalle hasta que, a mediados del año pasado, se inició la construcción de los canteros centrales y se cortaron algunas calles perpendiculares por las cuales usualmente se desplazaban desde y hacia el centro de la ciudad.

En el marco del plan de ordenamiento del tránsito y jerarquización de avenidas iniciado por la Municipalidad de Zárate, el secretario de Obras y Servicios Públicos, Daniel Casadidio, y el director de Tránsito, Jorge Blanco, habían informado que el objetivo era evitar los giros a la izquierda y reducir riesgos de accidentes de tránsito en una avenida de circulación rápida.

Dentro del proyecto, además de Sargento Cabral, los bulevares también cortaron las calles Alberti y Chile y se rediseñaron los sentidos de circulación de varias arterias de Villa Carmencita aunque sin pasar por el Concejo Deliberante.

Un mes después de iniciado los reclamos los vecinos hicieron uso de la Banca Abierta en recinto de sesiones del Departamento Deliberativo donde, a través de un vocero, los habitantes de la barriada expresaron su reclamo pidiendo la intervención de los ediles en la resolución del conflicto.

Basándose principalmente en los términos de la Ley Orgánica de las Municipales de la provincia de Buenos Aires, en la que se establecen las funciones correspondientes a los concejales, el Cuerpo Legislativo de Zárate ratificó su posición en torno a las obras encaradas por el Ejecutivo tendientes al reordenamiento vehicular y en ese contexto aprobaron la Ordenanza Nº 3.824 en la que se instó al Ejecutivo a reabrir dicha arteria. Norma que ejecutó antes de ayer sin poner en funcionamiento el sistema de señalización por semáforo que existía allí antes de que se cerrara la calle por el cantero central.

Comentá la nota