Ejecutivo insiste en la necesidad de una reducción presupuestaria

En el Concejo Deliberante comenzó el debate sobre la probable reducción de lo pautado en nivel de gasto para este año en el Estado municipal, frente a la caída de los ingresos. Los ediles quieren ampliar el examen financiero con los otros dos organismos municipales -Tribunal de Cuentas y Juzgado de Faltas- y «analizar todas las alternativas» para tomar un achique del gasto en forma conjunta.
El Ejecutivo municipal insistió ante los concejales de la ciudad en la necesidad de aplicar una reducción presupuestaria frente a la caída de los ingresos a las arcas comunales, como consecuencia de la crisis financiera y económica, de acuerdo a lo registrado en el primer trimestre del año.

El encuentro se llevó a cabo en la Presidencia del cuerpo y participaron los ediles Juan Rodríguez, Raúl Moreira, Marisa Montero, Gustavo Longhi, Miriam Boyadjián y Ariel Pagella, quienes recibieron a los secretarios de Finanzas, Paulino Rossi y de Gobierno, Pablo Blanco.

El titular del área financiera subrayó que en el encuentro «es unánime el consenso que debemos tomar acciones concretas desde el Municipio para paliar esta crisis que se vive», advirtiendo que «si no lo hacemos a tiempo las consecuencias pueden ser aún peores».

Para el Secretario «es imprescindible hacer un replanteo del presupuesto y el plan de gobierno del Municipio», explicando que el proyecto de ordenanza elevado al Concejo Deliberante con los respectivos recortes presupuestarios, «es para adelantarnos a las futuras situaciones, puesto que cuanto antes se modifiquen las partidas y el plan de gobierno, mucho más sencillo será atravesar esta crisis que vivimos».

Rossi enfatizó que «debemos tomar las acciones, puesto que existen diferentes topes impuestos por la Carta Orgánica del gasto de los demás poderes el cual alcanza el 8% del total del presupuesto y si nosotros como Ejecutivo reducimos el nivel de gasto y los demás poderes no lo hacen, se superaría este tope, con lo cual estaríamos fuera de lo que está reglado».

Lo cierto es que en el encuentro los ediles pidieron una reunión con el Jefe comunal y también propusieron la participación del Tribunal de Cuentas Municipal en el análisis, ya que cualquier medida alcanzará a todos los órganos del Estado municipal.

El presidente del Concejo, Juan «Pipo» Rodríguez, dijo que la reunión con el Intendente es a los efectos de analizar «este tema y la situación referida a los reclamos de los gremios y avanzar en la búsqueda de soluciones», entendiendo que «la situación amerita tener en claro cuál es la posición de cada una de las instituciones en cuanto a la situación que se está viviendo en torno a las finanzas y la economía en la Municipalidad».

En cuanto a la potencial reducción presupuestaria, el titular del Concejo Deliberante indicó que el cuerpo «esta haciendo su propio análisis y seguramente el Tribunal de Cuentas estará haciendo lo propio»; además informó que en cuanto a la posible reducción «tenemos que analizar todas las alternativas y en la próxima reunión invitaremos al Tribunal de Cuentas y al Juzgado de Faltas».

Aunque «en lo personal la idea es ver cómo podemos reacomodar sin tener que modificar el presupuesto, pero el Ejecutivo tiene otro proyecto así que será motivo de debate», expresó.

Comentá la nota