El Ejecutivo incumple una ordenanza al no responder los pedidos de informes

La oposición cuestionó al Ejecutivo municipal por incumplir con la ordenanza que reglamenta la respuesta a los pedidos de informes del Concejo Deliberante.
La edil Adriana Calvar criticó los "cambios en el discurso y la acción" del radicalismo, en el gobierno desde 2003.

"Hace unos años, allá por mayo de 1990, la oposición, en ese momento mayoritariamente radical (la Intendencia estaba a cargo del escribano Nicolás "Gino" Pizzorno), preocupada por la falta de respuesta a informes requeridos por minutas de comunicación, elevó un proyecto de ordenanza reglamentando los pedidos de informes al Departamento Ejecutivo", manifestó la concejala del Frente para la Victoria.

Calvar recordó que "dicha ordenanza se aprobó por unanimidad y aún sigue vigente (5181)".

"Lo curioso es revisar los fundamentos de los concejales de la UCR vertidos en esa sesión del 17 de mayo de hace 19 años", consideró la edil, para luego citar los testimonios de Daniel Grasso y Carlos Fernández.

"Este proyecto presentado por el bloque de la UCR tiene simplemente el objetivo de que se aceleren los trámites del pedido de informes, porque la impresión que uno siempre tiene es que los informes llegan cuando los episodios que los originaron pierden vigencia. Cada pedido de informes debe ser una obligación de cada uno de los funcionarios, en responderlos en tiempo y forma", manifestó Grasso en aquella oportunidad, según comunicó Calvar.

Fernández, por su parte, fundamentó: "A lo que apunta este proyecto de ordenanza que sancionamos hoy, y esto lo digo más que nada para la interpretación del espíritu de la ordenanza, es a la falta de una regla clara sobre el artículo 108 inciso 7 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, porque la falta de contestación o la negativa a brindarla constituye una falta grave del Departamento Ejecutivo, y esto es una práctica que se ha tornado costumbre y que muchas veces impide hasta el buen funcionamiento del Concejo Deliberante".

Por lo expuesto, Calvar señaló que "pareciera que estos argumentos, que por supuesto comparto, se diluyeron, y lo que es peor, ya no preocupa que una ordenanza todavía vigente sea incumplida".

"Así quedan en el camino numerosos pedidos de informes (funcionamiento del Hospital Santamarina y del Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas, Promet, presupuesto; para muestra bastan y sobran.), necesarios para tomar decisiones desde nuestro rol de legislar y controlar. Pareciera que la UCR cuando es gobierno no sigue manteniendo la misma mirada ni los mismos intereses", concluyó la edil. *

Comentá la nota