Si el Ejecutivo incrementa la oferta en un millón de pesos se destrabaría el conflicto

Martínez Lastra señaló además que si el Ejecutivo los hubiese convocado al diálogo el viernes último pudo haberse levantado el paro. También cuestionó que el Ejecutivo destine plata para personal político no estable en desmedro de los empleados municipales. Ayer se cortó el tránsito en avenida Santamarina para impedir que se sigan dejando bolsas de basura en el ingreso al Corralón.
El secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, Roberto Martínez Lastra dejó la puerta abierta para la salida al paro por tiempo indeterminado que llevan adelante los agentes comunales en reclamo de mejoras salariales si el Departamento mejora en un millón de pesos la oferta. Dijo que con un ofrecimiento de esa naturaleza quedaría acordado todo el 2009.

Asimismo mencionó que primó la cordura al no retirar la Municipalidad la basura acumulada en la puerta del Corralón en avenida Santamarina, "aparte el apoyo que tuvieron los compañeros de Servicios de áreas como Cementerio, Vialidad, Hospital, Tránsito, que fueron en apoyo para que no pase todo esto".

"Se habló con la Policía para que no pasara nadie. Esto se va a limpiar todo. Los compañeros limpian todo el martes si se decreta la conciliación obligatoria", agregó el dirigente.

Agregó que "si tienen para empresas privadas, si tienen para policías, si tienen para pagar las metálicas para poner a los difuntos que van a tierra en depósito y después se debe sacar porque hay una ordenanza que prohíbe entierros con metálica. Estamos hablando de 700 pesos por cada servicio. Si tienen plata para eso, porque no se sientan a hablar para tratar de acomodar los números para que los trabajadores puedan aceptar una oferta mejor".

Respecto de la posibilidad que se acerquen, indicó "ellos saben muy bien. Tienen que ofrecer un poco más, no mucho. Pienso que estamos hablando de un millón de pesos. Con dos millones creo que se podría arreglar el problema por este año. De última que nos digan que plata tienen y nosotros la repartimos".

"No vamos a estar de acuerdo en que cobre personal político, que no son funcionarios. Personal político sin estabilidad están algunos en categoría 10, algunos con categoría 12. No son funcionarios están metidos en las áreas y están con categorías de empleado común", explicó el dirigente.

Agregó "si quieren descontar ese va a ser el gran problema, porque todo esto fue producto de ellos. No vamos a permitir que nos descuenten los haberes. Si no nos vamos a poner de acuerdo nunca, ese el primer punto a solucionar. No aceptamos eso. La gente está muy enojada. Todas las movilizaciones se produjeron por la falta de diálogo".

"Ellos sabían que tiraban de la cuerda. Sabemos bien que tenían un poco más de plata para ofrecer. Nosotros tenemos orejas en los despachos como ellos tienen orejas en nuestras asambleas. Hasta se habló 'dejémoslo desangrar para bajar la medida de fuerza' y ellos mismos la acrecentaron. Banco Hipotecario y Palacio no iban a acatar la medida de fuerza y como los encerraron cambiaron la postura. No pudieron volver a fichar. En Gardey hubo gente que no pudo volver al lugar de servicio. Hay gente que dejó las camperas adentro. Lo mismo pasó en el Cementerio, sacaron todas las listas. Tienen un cronograma de trabajo. No sabían quienes se tenían que presentar el fin de semana. Todas esas cosas hicieron para debilitar a la gente", detalló Lastra.

Aseveró además que "hay un decreto hecho, No tengo el número pero está el decreto para descontar los días no trabajados".

"Ya lo hicieron con los compañeros del Cementerio cuando hubo un paro grande. Es totalmente ilegal. Nosotros vamos a recurrir a la Justicia Laboral, si nos ocurre", dejó en claro.

Asimismo indicó que seguramente el Ministerio de Trabajo aplicará la conciliación obligatoria este lunes cuando se convoque a las partes a las 11 de la mañana en la sede la cartera laboral. Para Martínez Lastra la medida gubernamental regiría desde las 0 del martes.

Por otra parte negó que se haya producido algún acercamiento informal desde el gobierno municipal.

Asimismo dejó entrever falta de voluntad para reinstalar la instancia del diálogo "ellos tenían que llamar por teléfono, decir nos juntamos el viernes y punto; y no seguíamos con esta medida, pero no hubo intención".

Recalcó que con un ofrecimiento de un millón de pesos de más a lo ofertado, se puede solucionar el problema de aquí a fin de año.

"El empleado está pidiendo, quiere una bonificación para agarrar en mano, porque estamos hablando de carga horaria de 35 horas que recibe 24 pesos con esta propuesta. Hay cargas horarias de 30, con lo cual recibirían 12 pesos. Quieren pasar esta bonificación y una suma fija, que bueno determinaremos de que monto será", argumentó más adelante.

Asimismo dejó en claro que el gremio acatá la conciliación obligatoria, porque se expone el gremio a sufrir sanciones y se pueden exponer los propios empleados si se desafía la decisión del Miniterio de Trabajo. No obstante afirmó "si no hay arreglo la gente va a tomar esto con más fuerza de reclamo, bronca".

Por otra parte, dijo que "han detectado muchos políticos sin estabilidad con categorías altas. Hemos observado como 15, aunque puede haber muchos más. Son personas que están cobrando alrededor de 2.000 pesos por mes. Algunos cumplen trabajos y otros no sabemos. Hay otros que nosotros no los vemos".

Mencionó al área de Acción Social como el lugar donde más casos se dan "es el foco más grande esta gente que no sabemos que hace".

CORTE

Ayer alrededor del mediodía fue cortado el tránsito vehicular en avenida Santamarina entre Pinto y Belgrano para impedir que los vecinos se siguieran acercando al ingreso del Corralón Municipal para dejar residuos.

Una montaña de bolsas de basura generó el reclamo de los vecinos que llamaron a las autoridades policiales de la Seccional Primera, dependencia que tiene jurisdicción en esa zona de la ciudad.

Dos patrulleros se ubicaron en cada esquina y se colocaron conos naranjas para impedir el normal tránsito vehicular por esa cuadra.

En tanto varios empleados municipales del área de Servicios se aglutinaron en la zona ante el firme rumor que daba cuenta de la posible llegada de camiones pertenecientes a una empresa local con el fin de retirar las bolsas tiradas en la vereda y la avenida Santamarina.

A los agentes de la Recolección se le sumaron integrantes de otras áreas de la comuna, aunque finalmente no llegaron los camiones para retirar la basura.

Poco después de las 15 se produjo la desconcentración, aunque quedaron comunicados los principales referentes ante la posible presencia de los camiones.

Comentá la nota