El Ejecutivo impulsa un nuevo aumento en las tasas

Mediante el proyecto de ordenanza Fiscal y Tarifaria que elevó al Deliberativo, el Ejecutivo propone nuevos aumentos en las tasas retributivas de servicios. Según el concejal Gigli el impacto sería del orden del 25 por ciento en ítems como ABL y Servicios Sanitarios. El tema debe ser tratado por la asamblea de concejales y mayores contribuyentes.
El Concejo Deliberante aprobó este jueves la ordenanza preparatoria para el tratamiento de la Ordenanza Fiscal Y Tarifaria diseñada por el Departamento Ejecutivo para el ejercicio 2010. Esto significa que en los próximos días el Concejo Deliberante citará a los mayores contribuyentes para dejar resuelto el expediente. La novedad tiene que ver con la aparición de varios incrementos en las tarifas, incluidas las de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) y Servicios Sanitarios.

La existencia de los aumentos propuestos por el Ejecutivo había sido advertida el jueves por el concejal radical Fabián Gigli, y ayer fue confirmada por el propio intendente Marcelo Carignani, quien dialogó con EL NORTE mientras supervisaba en barrio ITEC las primeras pruebas de un nuevo pozo de extracción de agua.

"Nosotros elevamos una propuesta de reordenamiento en el valor de las tasas, que es el producto de un desfasae. Los servicios de barrido, limpieza y recolección de residuos hoy tienen un déficit del 140 por ciento, que se subvenciona con el resto de las tasas e incluso con algunos aportes de coparticipación. Y con esta propuesta estamos tratando de actualizar los valores en las tasas en cuyos costos hemos tenido incrementos en los últimos tiempos", explicó Carignani, quien indicó que "es por eso que vamos a tratar de elevar en promedio algunas tasas y retribuciones de servicios".

El Intendente advirtió además que la medida apunta a "que no tengamos que pasar el año que viene por los problemas que tuvimos durante este último semestre". La referencia tienen que ver con las consecuencias de una crisis en medio de la cual Carignani reconoció que "es muy difícil pagar los sueldos y los servicios y cumplir con los compromisos que tenemos con proveedores de la Municipalidad".

Desde la oposición

Sin duda que el tema va a generar debates en el seno del Concejo Deliberante, que ahora debe fijar una fecha para resolver el expediente junto con los mayores contribuyentes. La primera voz opositora que se escuchó fue la del concejal radical Fabián Gigli quien indicó que en tasas como ABL y Servicios Sanitarios el incremento propuesto es del orden del 25 por ciento.

"Para el resto de las tasas se pretenden incrementos, que van desde el 20 al 30 por ciento. Y hay algunas tasas para las cuales el Ejecutivo está pidiendo un aumento del 70 por ciento", agregó el edil, quien expresó que "cuando empezamos a estudiar los números de este proyecto, estos incrementos nos causaron algún grado de sorpresa".

Aunque los incrementos –de ser aprobados- tendrán vigencia a partir del año próximo, es probable que el asunto quede resuelto durante este mes de octubre, o principios de noviembre.

Es indudable que será un tema de largas discusiones entre oficialistas y opositores. De hecho, Gigli –quien ya había votado por la negativa en anteriores incrementos- dejó entrever que no apoyará medidas que "vuelvan a golpear el bolsillo de los vecinos nicoleños".

CARIGNANI Y LOS MUNICIPALES

"Esperamos llegar a un acuerdo"

El intendente Marcelo Carignani se refirió ayer a la posibilidad de una medida de fuerza por parte de los empleados del municipio durante la semana próxima, algo que había dejado entrever el secretario general del Sindicato de Municipales, Vicente Beccarini.

"Nosotros seguimos dialogando con el sindicato en la búsqueda de un acuerdo. Ellos saben que el municipio tiene hoy la plata justa para pagar los sueldos actuales y para sostener los servicios. Pero seguramente vamos a llegar a un acuerdo, como lo hemos hecho siempre. Esperemos que no se rompa el diálogo", señaló el Intendente, quien aseguró que "nuestra principal intención es proteger a los trabajadores municipales", y recordó que "de los 320 pesos que cobraban como básico en 2004, la mejora ha sido sustancial".

También aseguró que el 60 por ciento de los recursos municipales hoy están afectados al pago de salarios, y observó que "esto no es lo conveniente".

"Para poder llevar adelante una administración seria y coherente, nunca hay que superar el 50 por ciento", completó Carignani.

Comentá la nota