El Ejecutivo confía en cubrir vacantes de los jueces que decidan jubilarse

Frente a la actual situación provincial, donde alrededor de 74 jueces están en condiciones de jubilarse, de los cuales cuatro ya lo concretaron y otros 20 están por hacerlo, el secretario del Consejo de la Magistratura Alfredo Puebla, explicó que "estamos confiados en que, a través de los exámenes de aspirantes y de postulantes que se realizan dos veces al año, habrá una lista que cubra esa necesidades".
Puebla, de todos modos, no suscribe a la posibilidad de que se produzca un alejamiento masivo de magistrados. "Es muy poco probable que 70 jueces decidan jubilarse al mismo tiempo", dijo, en coincidencia con la estimación que hizo el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Sebastián Godoy Lemos. Este afirmó que si tal cosa ocurriera hoy "sería sin duda catastrófico, ya que no estaríamos en condiciones normales de cubrir todas las vacantes".

Pero a la vez dijo, al igual que Puebla, que "desde ahora hasta fin de año habrá nuevos exámenes de aspirantes y postulantes, con lo cual se producirá una reducción de la brecha que podría existir".

Lo que no puede hacer hoy ninguno de los dos funcionarios es precisar cuántos postulantes hay para cada fuero. Esta información será conocida en el curso de la semana con los datos que aportará la Asociación de Magistrados.

Por lo pronto, ambos sostienen que "si se necesita cubrir vacantes en cámaras del Trabajo y del Crimen, o en fiscalías de Instrucción, para dar algunos ejemplos, sabemos que no habrá faltantes".

Mecánica de sustitución

El optimismo de los funcionarios tiene mucho que ver con la mecánica de sustitución. Puebla mencionó el doble sistema de convocatoria anual a concursos para cubrir futuros cargos: el examen técnico a los aspirantes, que es el más engorroso, y el de los postulantes, de rápida concreción.

Por eso, Puebla señaló que frente a la necesidad de cubrir un cargo, habiendo sido superada la etapa del examen técnico, se convoca a la segunda, es decir la de selección destinada ya a cubrir un cargo específico. "Si existen postulantes con sus exámenes aprobados ya se ha dado el paso más complejo", dijo.

"Además, desde ahora a fin de año hay evaluaciones para distintas categorías de magistrados, y tendremos un listado más amplio de postulantes", aseguró.

No a las imposiciones

Antes de que finalice en 2011 su gestión, el gobernador Celso Jaque podrá nombrar más de 11 funcionarios para ocupar cargos de control que son inamovibles, como es el caso del fiscal de Estado, además de un tercio de los jueces provinciales.

Y en concordancia con el llamado al diálogo que hizo el Gobernador, el intendente cobista Alfredo Cornejo (Godoy Cruz) propuso que esos nombres sean acordados entre todos los partidos con representación parlamentaria, pese a que se trata de una atribución del Ejecutivo.

Desde el Gobierno rechazaron la idea. "Hay que respetar el sistema", advirtió el ministro de Gobierno, Mario Adaro, lo que fue totalmente respaldado por Godoy Lemos. "Aclaremos que no estamos descartando conversaciones. Pero muy diferente es que los otros partidos nos quieran imponer nombres. Cuando el justicialismo fue oposición, jamás osó indicarle al Ejecutivo a quién tenía que poner en tal o cual cargo", dijo, y citó el ejemplo de Llaver.

"En esa oportunidad el mandatario tuvo oportunidad de renovar la totalidad del Poder Judicial y de los integrantes de los organismos de control y nunca consultó a la oposición a quién ponía en cada cargo. En aquel momento no existía el Consejo de la Magistratura como hoy, lo que implica que un candidato debe pasar por un proceso de selección que antes no existía", marcó la cancha.

Comentá la nota