El Ejecutivo admitió que pedirá ayuda a un consejo asesor

El órgano aún no está formado, pero Celso Jaque quiere que tenga la participación de empresarios, gremios, religiosos y opositores.
Para apagar el fuego que carcome la ejecutividad del Gobierno provincial Celso Jaque le dio vía libre al ministro de Gobierno, Mario Adaro, para avanzar en la conformación del consejo económico y social. La idea del jefe de la cartera política es que las decisiones trascendentes de la gestión se sometan a la venia de ese ente, que estará integrado por distintos sectores, incluida la oposición legislativa, antes de ver la luz.

Ayer, esa era la única medida confirmada con la que el Gobierno saldría a tratar de relanzar la gestión, paralizada por una continuidad de escándalos y pifias que se sucedieron desde la derrota electoral del 28 de junio. Adaro explicó que la conformación formal del consejo se producirá hacia fines de octubre, después de que Jaque en persona acuerde las líneas generales de funcionamiento con cada sector de los que serán convocados.

Si bien existe la convicción general dentro del Gobierno y del partido Justicialista de que esta semana habrá modificaciones en la estructura y los nombres del gabinete, hasta ayer no hubo ninguna confirmación oficial al respecto. El decisivo coordinador de ministerios, Alejandro Cazabán, se mantuvo en silencio y recluido junto a su familia en San Rafael, durante el fin de semana.

"A mí no me llamó nadie y no tengo expectativas de que lo hagan", confesó el intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham, uno de los más decepcionados en los últimos días por el tratamiento que Jaque le dio a la crisis gubernamental. El guaymallino no sólo criticó el aislamiento del mandatario, también lamentó que no le consulten los nombres de recambio porque considera que "en el gabinete municipal tengo profesionales capaces, con trayectoria y reconocimiento social como para aportar al Gobierno provincial".

El cacique, que integra el denominado eje peronista, con el intendente sanrafaelino Omar Félix, se quejó de que a su socio sureño "directamente no lo tienen en cuenta".

Otro mandamás comunal crítico con el presente de la administración provincial, Rubén Miranda, de Las Heras, ayer no apareció en escena ni atendió el teléfono ante los insistentes llamados de Diario UNO.

Sin comunicación de cambios

Los nuevos ministros que tendrá el Gobierno si realmente avanza con la oxigenación del gabinete son una incógnita para los propios funcionarios de la administración de Jaque. "El gobernador es un enigma, hasta que no tiene los nombres no comunica nada a nadie. Los convocados son los últimos en enterarse", sostuvo un ministro con chapa de operador político del Ejecutivo.

Entre la incertidumbre planteada, cada vez es más fuerte la versión sobre el paso de Carlos Ciurca de Seguridad a Desarrollo Humano. En remplazo del lasherino quedaría su actual segundo, Eduardo Bauzá, si es que el gobernador no convence a un notable con consenso para asumir.

Comentá la nota