El Ejecutivo admite que faltan insumos básicos en los centros de salud

Hasta las "gasas" escasean en las salitas barriales. Prometen resolverlo mediante "una compra directa" para salvar la emergencia. El Ministerio de Salud mandó el 20 % de los anticonceptivos comprometidos.

A la escasez de insumos básicos en los centros de salud periféricos, se suman los discontinuos y "paupérrimos" envíos de medicamentos a Tandil, provenientes de los programas nacionales y provinciales, un diagnóstico de situación que resiente el sistema de salud local.

La falta de herramientas elementales, como gasas, jeringas, alcohol, algodón y remedios para las quemaduras, entre otros artículos sanitarios, fue reconocida ayer por la subsecretaria de Salud del municipio, Graciela Rodríguez.

Tras consultar al área de Logística, la funcionaria recalcó a LA VOZ que hay problemas de stock que "se resolverán" mediante compras directas pequeñas, que permitan paliar la situación en las salitas barriales.

Los inconvenientes residen en las demoras que presenta el Ente Descentralizado "Hospital Ramón Santamarina" en las licitaciones para la adquisición de material ascéptico. Esos atrasos en los procesos de compra dificultan el suministro a los centros de salud, explicaron desde la Secretaría de Salud.

De todos modos, la propia licenciada Rodríguez se comprometió a visitar en persona cada centro de salud y relevar las necesidades inmediatas. Aclaró a su vez que "este panorama no es habitual, y se solucionará con la adquisición rápida de insumos por parte de la Secretaría". Si bien no es lo ideal, porque se trata de compras "chicas" y a costos que no son los óptimos, resulta menester cubrir esa demanda elemental para el funcionamiento de las salitas.

Este problema motivó varios reclamos vecinales y también cobró notoriedad pública cuando los trabajadores municipales, durante la protesta que llevan adelante en reclamo de mejores condiciones laborales y un aumento salarial, desnudaron los trastornos que genera el bajo stock en los centros de salud.

PROBLEMAS CON LOS REMEDIOS

Pero paralelamente a los insumos, no resulta menor el efecto negativo que provoca en las arcas comunales los deteriorados programas provinciales y nacionales, por los cuales se abastece de medicamentos a las direcciones de Atención Primaria de cada municipio.

En Tandil, desde hace más de un año que la comuna cubre con sus fondos lo que no están abasteciendo los órganos estatales superiores.

"Es paupérrimo", calificó Rodríguez en torno al suministro de los ministerios de Salud. "No está cubriendo las partidas comprometidas como sí lo hacían hasta mediados de 2007", cuestionó.

Por caso, la funcionaria lunghista mencionó el Programa de Salud Sexual y Reproductiva, donde los envíos son discontinuados y sólo alcanzan a exiguos porcentajes de lo que correspondería a Tandil. Se trata de los preservativos, anticonceptivos y DIU. El municipio debería recibir 30.000 pesos mensuales en este concepto. Y hasta el momento, lo sigue pagando con sus recursos. Por ejemplo: la ciudad demanda un promedio de 1.500 anticonceptivos mensuales: en lo que va de 2009, totalizaría una cifra de 13.500. Pues bajaron sólo 3.000. Poco más de un 20 %. Asimismo, en lo que va del año llegaron al distrito 1.400 preservativos, un número irrisorio.

Otro faltante grave comprende al programa IRAB (Infecciones Respiratorias Agudas), cuyo responsable es la Provincia. Durante 2009 arribaron 400 dosis de Salbutamol, una suma también ínfima. Algo similar afecta al Programa de Prevención de Cáncer Génito-Mamario, donde llega a la ciudad "el 50 % del plan".

Asimismo, como corolario de la deficitaria gestión sanitaria en materia de medicamentos, se ubica el programa "Remediar". Además de las dilaciones, Nación disminuyó en 14 medicamentos el botiquín oficial.

Aseguran en el municipio que el desfinanciamiento de los programas del Ministerio de Salud comenzó a sentirse con fuerza en octubre de 2007. Ese período coincide con el final de la gestión de Ginés González. Luego, Graciela Ocaña, presentó serios problemas en la continuidad regular de los envíos. Y lo mismo sucede en la actual administración, encabeza por Juan Mansur.

Comentá la nota