Ejecutan obras a medida que se aproximan las elecciones

La gestión de la intendenta Rosso quiere hacer realidad el lema de campaña "Nosotros hacemos". En los últimos días comenzaron a verse una serie de trabajos que no se llevaban a cabo por lo menos desde que asumió el cargo.
En algunos aspectos, no hay nada mejor que la proximidad de elecciones. Por estos días, los barrenderos municipales limpian los cordones y las cunetas de las calles hasta en altas horas de la madrugada. Otros, se encargan de pintarlo. Lo mismo hacen con los llamados "lomos de burros", que ahora lucen líneas blancas acebradas que hasta casi encandilan por las noches.

La gestión Rosso busca mostrar. Y para eso nada mejor que llevar adelante pequeñas obras que puedan ser de fácil visualización por los vecinos. Aquí van otros ejemplos: esta semana colocaron las lomas como corresponde en las calles que rodean la plazoleta Antigua Estación Basílica. Punto final para el circuito donde jóvenes en motos circulaban a alta velocidad, podría decir algunos. Otros, en cambio, recordarán que para que esto se haga realidad tuvo un alto costo como fue la pérdida de dos vidas en un siniestro vial protagonizado por un menor, sin registro, al volante de una poderosa camioneta que circulaba por Barnech como quien conduce en las 500 millas de Indianápolis.

También por estos días, fueron colocados semáforos en Rodolfo Moreno y French. Sin duda, necesarios ante la proximidad de la Escuela 7 aunque también debería contemplarse instalar otros aparatos similares en las esquinas que registran mayor cantidad de choques, como son Rawson y San Martín o Humberto e Ituzaingó, por citar sólo dos de las intersecciones más peligrosas del casco urbano de Luján.

También vale mencionar el trabajo realizado en algunas calles de tierra de aquellos barrios más postergados. En San Fermín y Santa Marta, las arterias fueron entoscadas y alisadas. En Beschtedt taparon algunos pozos menores.

Finalmente, el pavimento que rodea a la rotonda Ana de Matos quedó liso como una mesa de billar. Luego de años de socavarse la capa asfáltica y abrirse una grieta profunda como una zanja, semanas antes de las elecciones llegó la maquinaria municipal de campaña y reparó la zona. Si alguien piensa que todo esto sucede porque se viene una elección en la que la propia intendenta dijo que se pone en juego su gestión, muy probablemente esté en lo cierto.

Comentá la nota