Efedrina: Stolbizer salió fuerte contra De Narváez.

Dijo que debería bajar la candidatura hasta que se aclare su situación judicial.
La candidata bonaerense de la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer, se metió ayer en la pelea que mantiene su rival en la Provincia, Francisco De Narváez, con el oficialismo a raíz de la llamada causa de la efedrina y opinó que "De Narváez debería renunciar a su candidatura hasta que se aclare su situación en la Justicia".

"Para evitar cualquier tipo de sospecha o de especulación, De Narváez debería renunciar a su candidatura y reclamar el esclarecimiento de las mencionadas denuncias", afirmó ayer Stolbizer.

Consultado por Clarín, De Narváez eligió no responderle a Stolbizer y repitió lo que había dicho un día antes cuando se conoció que la Aduana le había informado al juez federal Octavio Aráoz de la Madrid que desde un teléfono celular a nombre del candidato del peronismo disidente se habían realizado tres llamadas telefónicas al detenido Mario Segovia, conocido como el "rey de la efedrina".

Ante una autodenuncia que la semana pasada De Narvaéz presentó ante Aráoz de la Madrid, la titular de la Aduana, Silvia Tirabasi, informó que esas tres llamadas fueron hechas en el 2006 cuando Segovia, que usaba el nombre falso de Héctor Benítez, estaba siendo investigado por el contrabando de 17 toneladas de CDs y DVDs truchos desde el Paraguay. Todas las llamadas hechas y recibidas por Segovia en ese período fueron informadas por Nextel al juez en lo penal económico Ezequiel Berón de Astrada.

De Narváez sostuvo que "ni bien tomé conocimiento de que una nota periodística nos intentaba relacionar con esa causa de los CDs denuncié ante el juzgado interviniente el hecho poniendo a disposición todos los elementos que tengo a mi alcance". Y agregó: "Nunca hablé con Segovia o Benítez. No los conozco ni tengo relación alguna con el caso".

Si bien el tema dela efedrina ya se había metido en la campaña para las elecciones legislativas del 28 de junio, las palabras de Stolbizer no hacen más que agregarle más tensión. Sucede que De Narváez y Stolbizer mantienen un fuerte puja en la Provincia por ver cuál de los dos consigue polarizar con Néstor Kirchner.

Hasta ahora, y más allá de alguna crítica aislada, tanto desde el peronismo disidente como de la Coalición Cívica habían dirigido sus ataques contra el kirchnerismo y habían evitado las agresiones entre ellos. Ayer, esa tregua pareció haber llegado a su fin. Una señal más de que se largó la campaña.

Comentá la nota