Efedrina: quedó complicado un allegado a sectores K.

Se trata del empresario Alberto Salvador López. El juez decide si lo procesa.
Durante cuatro horas de indagatoria, el empresario farmacéutico allegado a sectores K Alberto Salvador López negó categóricamente ayer cualquier tipo de vinculación con el tráfico de efedrina. Pero el juez federal de Zárate-Campana, Federico Faggionatto Márquez, quien investiga la ruta de la efedrina, se quedó con muchas dudas, según fuentes judiciales consultadas por Clarín.

El empresario indagado usó una oficina en la Casa Rosada que le prestó un ex secretario privado de la Presidencia que luego echó Néstor Kirchner, admitieron a este diario un ministro y un secretario de estado que pidieron no ser identificados. También se le encontró una tarjeta de un macrista.

López, quien fue detenido en la madrugada del juez en el portón de entrada de su countrie en Pilar, responsabilizó por las compras e intentos de importación de efedrina con el nombre de Prefarm, la empresa que controla según fuentes judiciales, a sus socios Alfredo Abraham y Josué Fuks.

López admitió que llevó solicitudes para importar 5 toneladas de efedrina a la secretaria de Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), operación que no se concretó. Pero afirmó que lo hizo para "ayudar a su amigo" el "presidente de Prefarm", Eduardo Otero Rey, un jubilado de 75 años. Dijo que lo hizo porque Otero Rey estaba enfermo y que "no conocía" el contenido de esas solicitudes.

Más adelante, aceptó que fue el quien presentó a Abraham a Otero Rey para que le compraran parte de Prefarm, que estaba en quiebra, por "medidas" tomadas por Graciela Ocaña cuando estaba al frente del PAMI.

En todo momento, también negó todo tipo de vinculación con la venta de medicamentos robados o con sobreprecios al Estado, en el marco de lo que Ocaña denominó la "mafia de los medicamentos".

Atribuyó a su ex esposa la aparición en la causa de escrituras donde Otero Rey le dio un poder de administración de Prefarm a él, Abraham y Fuks. Incluso afirmó que la denunció por intento de sustracción de menores. A su ex esposa, dijo, la había hecho nombrar en Prefarm.

En todo momento, se presentó como un empresario del sector de droguerías con "25 años de experiencia". También desconoció un fax en el que se habla de una venta de 400 kilos de efedrina a una farmacia y de un kilo oxicodona, un precursor químico más caro que la efedrina y que también se usa para fabricar drogas sintéticas.

El juez Faggionato investiga la importación de 10 toneladas de efedrina de parte de la empresa Farmaceúticos Argentinos en la que aparecen como directivos Fuks y Abraham y un intento de comprar 7 en el exterior por parte de Prefarm, entre otras operaciones sospechosas.

Luego de indagar a Otero Rey y ayer a López, el juez se tomará toda la semana próxima para decidir si los procesa, le dicta la falta de mérito o los sobresee mientras continúan con prisión preventiva. Por lo pronto, anoche liberó y dictó la falta de mérito de Eduardo Kowal, otro "directivo" de Prefarm, que era un remisero prestanombres. Y luego cerró su juzgado porque había estado todo el día sin agua y ni siquiera podía seguir usando los baños.

Comentá la nota