" El ´Rey de la efedrina´ influyó en mi juicio político", sostuvo Faggionatto

Afirmó que "cooptó voluntades" en su contra. La UCR rechazó la denuncia.
La denuncia del suspendido juez de Zárate-Campana Federico Faggionatto en el sentido de que Roberto Segovia, "el Rey de la efedrina", habría "cooptado voluntades" en el Consejo de la Magistratura para que lo suspendieran fue rechazada por los representantes del radicalismo

El diputado radical Oscar Aguad descalificó la denuncia de Faggionatto. Dijo a Clarín que "el suspendido juez trata de desviar así las gravísimas sospechas de corrupción que pesan en su contra".

Como Aguad no integrará el jury de enjuiciamiento que en los próximos días comenzará a funcionar, opinó que "Faggionatto usa la misma táctica del gobierno kirchnerista: acusar a otros en vez de defenderse".

"Tiene 38 acusaciones de las cuales en el dictamen acusatorio solo aprobamos 25. En el jury es muy probable que termine como el juez más corrupto de la historia", agregó el legislador por Córdoba.

Faggionatto espera que la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, quien lo reemplaza en el juzgado mientras dure el jury, inicie una investigación sobre esta denuncia. Arroyo Salgado es la esposa del fiscal de la AMIA Alberto Nisman.

Por la mañana, en declaraciones radiales, Faggionato dijo que el senador radical Ernesto "Sanz me desplazó de la causa mas importante de narcotráfico en la República Argentina, donde hay escuchas y donde hay documentación que estaría acreditando la existencia de la cooptación de voluntades en el Consejo de la Magistratura para que a mí me remuevan y no llegar a noviembre", dijo ayer Faggionatto Márquez a radio Continental.

"La causa por la cual me suspendieron es la denuncia de un narcotraficante y su ladero que hoy están prófugos que ya tiene cinco años. Recién me suspenden hoy cuando tengo esta causa de la efedrina, ¿Qué le gustaría pensar?", agregó con suspicacia.

Desde el año pasado, Faggionatto tiene la causa por la exportación de efedrina a México donde se usa para producir drogas sintéticas como las metanfetaminas y Segovia es el principal acusado. Esta causa se cruza con la de la mafia de los medicamentos y el Triple Crimen de General Rodríguez donde fue asesinado el droguero Sebastián Forza.

Más tarde, el juez suspendido precisó a Clarín que se refería con la frase de la supuesta compra de voluntades en la Magistratura a las escuchas telefónicas que hizo la SIDE del teléfono celular que Segovia tenía en forma ilegal en la cárcel de Ezeiza.

El magistrado afirmó que en esas llamadas Segovia dijo que su compañero de celda, el ex jefe de la barra brava de Boca Rafael Di Zeo, saldría "con 200 mil euros para arreglar las causas en Buenos Aires".

En es sentido, agregó que la concubina de Segovia, Gisele Itatí Ortega "tenía una inscripción en una agenda que se refería a un amigo que lleva la causa" en su contra. Y que luego en otras conversaciones se decía que gracias a esa supuesta maniobra el juez iba a ser suspendido en "noviembre" y Segovia quedaría libre en diciembre.

Además, de esta denuncia Faggionatto apuesta a defenderse ante el jury convencido de que "no hay pruebas" en su contra tal como dijo el jueves al responder un cuestionario por escrito a este diario.

Luego de que se constituya el jury se escucharán los testigos, las acusaciones y la defensa de Faggionatto y se deberá volver a votar a favor o en contra de la destitución del juez. Allí volverán a tener un papel clave los votos del kirchnerismo que en el plenario del jueves le soltaron la mano a Faggionatto, luego de defenderlo durante varios meses.

Se trata del mismo juez que había llamado a declaración indagatoria al diputado de Unión-Pro Francisco De Narváez por las cuatro llamadas que hizo en el 2006 el casero de su estancia en Luján a un teléfono de Segovia. Fue en medio de la campaña electoral por las elecciones parlamentarias del 28 de junio.

Comentá la nota