Efedrina: denuncian al juez y Macri pide una justicia imparcial

El Rey de la Efedrina dijo que Faggionatto lo presionó para implicar a De Narváez.
El jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri salió ayer a defender a su socio político después de que se conociera que Mario Segovia, apodado "El Rey de la Efedrina", denunció haber sido supuestamente presionado por el juez federal Federico Faggionatto Márquez para que involucrara en el caso al candidato Francisco de Narváez. En su defensa de De Narváez, Macri pidió "una Justicia independiente".

Segovia, a través de su polémico abogado Mariano Cúneo Libarona, denunció ante la Cámara Federal de San Martín y el Consejo de la Magistratura que el juez Faggionatto le habría dicho que "zafaba" de la causa si implicaba a De Narvéz en el tráfico de ese precursos químico, que sirve para hacer drogas sintéticas, a México, reveló ayer el diario La Nación.

Segovia sostuvo que el magistrado le formuló esa supuesta propuesta en la declaración indagatoria a la que lo sometió el 5 de mayo en un momento en el que habrían quedado a solas. Por este supuesto hecho, Segovia recusó a Faggionatto. La causa por esta denuncia quedó en manos del juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta.

En declaraciones a Radio Mitre, Faggionatto calificó ayer de "invento" y "casi payasesca" la denuncia de Segovia patrocinada por Cúneo Libarona.

Apenas se conoció la denuncia de Segovia, Macri salió a decir que la gente, frente a casos como esos, se pregunta "¿en qué país estoy?" y dice: "No quiero este país así, quiero una justicia independiente".

Luego, el ministro de Justicia Aníbal Fernández salió a respaldar al juez Faggionatto Márquez" y dijo que ahora "no hay jueces de la servilleta" como en la época menemista. Aclaró que "no acuso ni dejo de acusar" a De Narváez, pero recordó que "de sus teléfonos salieron tres llamadas (a Segovia) y tiene que explicar al magistrado" el motivo por el cual se hicieron.

En cuanto a las denuncias que realizó el propio Segovia contra Faggionato Márquez, Fernández las consideró "estupideces que quieren plantar para mejorar la performance, o como diría (Enrique Santos) Discépolo: 'en el mismo lodo todos manoseados'".

Por su parte, el magistrado recordó que "la última indagatoria a Segovia es mucho más contundente y tiene elementos mucho más precisos respecto del tráfico de efedrina. Ahí no está mencionado el señor De Narváez", agregó en referencia a la investigación por supuesto tráfico de pornografía infantil y de armas. "No resiste el menor análisis. Es una maniobra típica del narcotráfico", dijo el juez al refutar la denuncia de Segovia quien, recordó tiene procesamiento firme dictado por la Cámara Federal de San Martín por el tráfico de efedrina a México. Ratificó que "es un hecho" que hubo cuatro llamadas hechas en el año 2006 a un teléfono Nextel "de la flota" de De Narváez que usa el casero de su estancia de Luján, Danilo Coronel. Ayer Coronel se presentó ante el juzgado de Zárate-Campana para ser interrogado por esas cuatro llamadas al celular de Segovia.

Comentá la nota