Efecto Lilita: Iguacel vuelve al Gobierno por pedido de Carrió

Efecto Lilita: Iguacel vuelve al Gobierno por pedido de Carrió

La líder de la Coalición Cívica se lo reclamó a Peña. Dietrich cobijará en Transporte al funcionario que días atrás fue eyectado de Energía por tensiones con la mesa chica PRO.

La última semana del 2018 parecía ser el fin de Javier Iguacel en el gobierno de Cambiemos porque tuvo que renunciar a la Secretaría de Energía por diferencias con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Agarró sus cosas y desalojó su oficina del Ministerio de Hacienda para darle la llave de su despacho a Gustavo Lopetegui, flamante titular del área energética. Sin embargo, el año nuevo lo recibió con una noticia alentadora: la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, pidió y presionó por su regreso.

Lilita aprovechó su encuentro con Peña del jueves por la tarde para reclamar la reincorporación de Iguacel al gobierno de Mauricio Macri. "Es un gran valor , se tiene que quedar", soltó la chaqueña cuando recibió al jefe de Gabinete en su casa de Exaltación de la Cruz. Era la hora del té cuando Carrió insistió en que el ex titular de Energía "tiene un gran futuro político".

La presión de Lilita dio sus frutos e Iguacel volverá a la administración de Cambiemos de la mano de Guillermo Dietrich, que por estas horas revisa el organigrama para encontrarle un lugar en el Ministerio de Transporte. "Guillo" y el ex ministro Jorge Triaca fueron los dirigentes macristas que lo introdujeron en el mundo PRO, tras "traerlo" del mundo privado.

Además, ambos promocionaron la candidatura de Iguacel a intendente de Capitán Sarmiento, distrito bonaerense por el que compitió en 2015 con el apoyo de la entonces candidata a gobernadora por la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal.

En el Gobierno confirman el regreso de Iguacel pero niegan que retome su antiguo lugar en Vialidad Nacional, donde empezó a tomar notoriedad por las denuncias de sobreprecios en las obras públicas que el kirchnerismo le adjudicó al empresario Lázaro Báez .Esa faena, con alta repercusión mediática de por medio, le valió el cariño de Carrió, que lo defendió en público y también ante Peña reclamó su regreso al Gobierno.

Coment� la nota