EEUU volvió a condenar los asentamientos israelíes en Cisjordania

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo que Washington no acepta la legitimidad de la actividad de los asentamientos israelíes pero cree que llegar a las conversaciones es la forma más rápida de lograr un congelamiento.
"No aceptamos la legitimidad de la actividad de los asentamientos y tenemos la firme creencia de que es preferible poner fin a toda la actividad de asentamientos, presente y futura", dijo Clinton luego de reunirse con el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

"Llegar al estatus final de las negociaciones nos permitirá poner fin a la actividad de asentamientos", añadió.

El Cairo es la última parada de Clinton en una gira por la región, en la cual los países árabes expresaron su irritación ante las señales de que el Gobierno de Barack Obama ya no apoya las demandas palestinas de que Israel interrumpa inmediatamente la construcción de asentamientos en territorio ocupado en Cisjordania.

Obama redujo su presión sobre Israel por el tema de los asentamientos, pidiendo "moderación" en la construcción cuando antes había exigido un congelamiento. El cambio enfureció a los palestinos, quienes dicen que destruye cualquier esperanza de reanudar pronto las negociaciones de paz.

Clinton subrayó este cambio de énfasis en Jerusalén el sábado, cuando elogió la oferta de Netanyahu sobre la moderación de los asentamientos como un gesto "sin precedentes" e instó a los palestinos a abandonar su condición previa para las conversaciones, sin hacer demandas similares al lado israelí.

Antes de visitar Egipto, Clinton pasó dos días en Marruecos, donde pidió a los ministros de Relaciones Exteriores árabes que dejen de lado las recriminaciones y apoyen los esfuerzos por reanudar el diálogo, suspendido desde diciembre.

Comentá la nota