EE.UU. tiene un "zar" en ciberseguridad

Howard Schmidt, ex funcionario del gobierno de Bush, estará a cargo de custodiar las redes informáticas del país
WASHINGTON.- Con el objetivo de evitar crímenes informáticos y ataques de hackers a las redes de comunicación e información de Estados Unidos, el presidente Barack Obama designó a Howard Schmidt, un ex funcionario del gobierno de George W. Bush, como nuevo coordinador de ciberseguridad nacional, informó ayer la Casa Blanca.

Schmidt es presidente y director operativo del Foro de Seguridad de Información (un consorcio sin fines de lucro de 300 grandes compañías y organizaciones del sector público que tratan temas de ciberseguridad) y ex jefe de seguridad de Microsoft y del gigante de las subastas online eBay.

Su selección, tras un espinoso proceso, llegó diez meses después de que Obama, preocupado por la creciente cantidad de ciberataques, ordenara una revisión amplia de las prácticas gubernamentales en materia de seguridad informática. Varios de los candidatos propuestos por el gobierno para ser el nuevo "zar" en ciberseguridad rechazaron el cargo.

En mayo pasado, el mandatario había asegurado que las redes digitales constituían "un valor estratégico nacional" y que su protección era una prioridad de seguridad de su administración. En esa ocasión anunció también que crearía un cargo de "ciberzar".

Un funcionario norteamericano, que pidió mantener el anonimato, dijo que Obama estuvo personalmente involucrado en el proceso de selección y que tras una amplia búsqueda eligió a Schmidt por su "extraordinaria experiencia" en la ciberseguridad.

Por su parte, John Brennan, asesor de Obama en seguridad nacional y políticas antiterroristas, dijo en un comunicado que Schmidt tendrá acceso frecuente al mandatario y cumplirá un papel vital para la seguridad del país.

Schmidt, un veterano de la fuerza aérea de Estados Unidos y del FBI, deberá coordinar con el Consejo de Seguridad Nacional la política de ciberseguridad del gobierno federal, tanto para la agencia militar como para la civil.

El nuevo "zar" en ciberseguridad ya había estado vinculado al gobierno. Entre 2001 y 2003, nombrado por el entonces presidente George W. Bush, fue consejero especial para la seguridad en el ciberespacio.

Ataque al Citibank

La amenaza de los ciberataques volvió a hacerse presente ayer, cuando se conoció que el FBI investiga un ataque contra el sistema de seguridad informático del Citibank, que habría permitido a piratas informáticos, probablemente rusos, robar decenas de millones de dólares, según publicó el diario The Wall Street Journal .

En julio último, una ola de sabotajes cibernéticos afectó a varios sitios de Internet; entre ellos, varios gubernamentales, de Corea del Sur y de Estados Unidos. En aquel momento el Departamento de Defensa norteamericano acusó a Corea del Norte de estar detrás de los ataques.

Un informe publicado el mes pasado en Estados Unidos por la empresa de seguridad McAfee advirtió que el mundo ya ingresó en una "guerra fría cibernética", caracterizada por una carrera ciberarmamentista entre las grandes potencias, que espían a otras naciones y prueban redes informáticas con intenciones de utilizar Internet como campo de batalla.

"Muchas naciones -Estados Unidos, Rusia, Francia, Israel y China- están armándose para defenderse en una ciberguerra y alistando sus fuerzas para lanzar sus propios ataques", afirmaba el documento.

Comentá la nota