EE.UU. suspende visas a hondureños, pero los golpistas no retroceden

Es para presionar al gobierno de facto. Micheletti dijo que no teme a las sanciones.
Sin abandonar el tono duro de los últimos dos meses, el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, dijo ayer a la misión de siete cancilleres y al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que "va a haber elecciones, nos reconozcan o no nos reconozcan los países del mundo".

"Lamento profundamente que la Misión de la OEA que trabajó durante estos dos días en Honduras con el objetivo de promover el Acuerdo de San José, haya fracasado por la intransigencia del gobierno ilegítimo que encabeza Roberto Micheletti", declaró el canciller argentino, Jorge Taiana.

La misión, que volvió ayer a Estados Unidos, lamentó en una declaración que "no se haya logrado obtener el respaldo al Acuerdo de San José".

"No tenemos miedo al embargo de nadie, ya analizamos con tranquilidad y firmeza que este país puede salir adelante sin el apoyo de ustedes y de otros países", señaló Micheletti. Se refería a la decisión de EE.UU. de suspender las visas de todos los hondureños que no sean inmigrantes. Como apoyo a la misión de cancilleres, el departamento de Estado decidió "revisar totalmente nuestra política de visas en Honduras", señaló el comunicado. Y "como parte de esa revisión, vamos a suspender los servicios de visas no urgentes, para los no inmigrantes, en la sección consular de nuestra embajada en Honduras, a partir del 26 de agosto", agregó.

La misión de cancilleres e Insulza se reunió con Micheletti en la Casa Presidencial tras entrevistar a representantes, seguidores y familiares del derrocado presidente Manuel Zelaya, así como a líderes religiosos, sindicales, empresariales y candidatos presidenciales.

Es la primera vez que una misión de la OEA se reúne con Micheletti, ya que desde el golpe de Estado en Honduras del 28 de junio habían evitado encontrarse con el mandatario de facto o su gabinete. La misión fue integrada por Taiana, Peter Kant, de Canadá; Bruno Stagno, de Costa Rica; Kenneth Baugh, de Jamaica; Patricia Espinosa, de México; Carlos Morales Troncoso, de República Dominicana; y Juan Carlos Varela, de Panamá, además de Insulza. Micheletti reiteró que el reintegro de Zelaya, como pretende la OEA, no es viable y señaló que sólo está la opción de una "tercería", es decir ni él ni Zelaya en el poder.

Comentá la nota