EE.UU. refuerza con espías y perros la frontera con México

Estados Unidos anunció ayer un nuevo plan de vigilancia en su frontera con México que incluye un fuerte incremento del espionaje, nueva tecnología para la identificación y equipos con perros, entre otras medidas.
El Congreso norteamericano aprobó un presupuesto de 700 millones de dólares para este proyecto -conocido también como Iniciativa Mérida- oficialmente orientado a la lucha contra el narcotráfico, informó ayer la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

La canciller mexicana, Patricia Espinosa (quien hoy recibirá a su par norteamericana Hillary Clinton en Monterrey), consideró que el este gigantesco operativo es "congruente con la cooperación bilateral" en la lucha contra la droga.

Las principales medidas son: duplicar el número de policías especiales en todos los estados a lo largo de los 3.200 kilómetros de frontera común; fortalecer la Operación Armas Cruzadas para la confiscación las armas que entran a México desde EE.UU. (uno de los principales reclamos del gobierno de Felipe Calderón); triplicar los agentes de inteligencia en el sector suroeste de la frontera; incrementar con 50 más el número de agentes de inmigración; reforzar la Operación Firewall, una iniciativa del Departamento del Tesoro destinada a interceptar dinero que va a ser lavado en México por los carteles o que pasa a México ya lavado en Estados Unidos; aumentar el número de agentes del FBI y la DEA; fortalecer la tecnología para la identificación fronteriza con el emplazamiento de equipos biométricos; enviar 12 equipos con perros entrenados a la frontera para detectar explosivos, armas y dinero; incrementar con 59 millones de dólares la Operación Stone Garden para el pago de personal adicional, tiempo extra de trabajo, viajes y otros rubros y considerar la participación de la Guardia Nacional.

Como parte de esa movilización, Washington está autorizando por primera vez estrictas inspecciones de los servicios ferroviarios desde Estados Unidos a México.

En enero pasado, el gobierno mexicano protestó contra un informe realizado por los altos mandos del Pentágono que consideraban a Pakistán y a México como los países que por su violencia representaban de alto riesgo para la seguridad de EE.UU.

Entretanto en Laredo y Nueva Laredo hubo una ola de protestas contra el plan de Patrulla Fronteriza de fumigar la vegetación en un tramo de la ribera del Río Bravo para eliminar el espeso follaje que usan para esconderse los contrabandistas y los inmigrantes indocumentados. Dicen que el rociado del herbicida y defoliante que se empézaría a usar esta semana es similar al del Agente Naranja usado en la Guerra de Vietnam.

Comentá la nota