Los EEUU proyectan que la soja argentina tendrá una fuerte recuperación en 2010

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos se juega a una zafra sojera récord de 51 millones de toneladas en la Argentina
Los sinsabores que deja esta campaña sojera en el país tenderían a modificarse para la próxima si se consideran las proyecciones optimistas difundidas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), desde donde se estimó una cosecha de 51 millones de toneladas para el ciclo que aún no comenzó.

Datos difundidos por el organismo norteamericano, recogidos además por la consultora AgriPac que dirige Pablo Adreani, indican que el USDA "apuesta a la soja", así como que esas estimaciones tendrían un efecto casi inmediato en las cotizaciones de la oleaginosa.

Aunque el reporte recortó en cinco millones la zafra sojera argentina, respecto del reporte previo, para ubicar la trilla final del país en 34 millones de toneladas, para los analistas de la consultora se mantiene la última estimación que difundieron sus técnicos, 31,7 millones de toneladas, aunque no descartaron que "la cosecha no llegue a superar los 30 millones de toneladas".

Cálculos preliminares de superficies a cubrir, en un intento por llegar a ese volumen productivo en el próximo ciclo agrícola, revelan que deberían sembrarse más de 19 millones de hectáreas, un área récord para la historia del cultivo en el ámbito nacional, que también lo sería en materia productiva.

Otros referentes del circuito granario local prefirieron no arriesgar cifras de siembra y siega para la oleaginosa de la próxima campaña y sí remarcaron que en este ciclo, el problema eje es el freno que provocará en la industria procesadora la falta de grano para su molienda, lo que llevará a elevar la capacidad ociosa de las plantas aceiteras y harineras.

Los técnicos de AgriPac también pusieron de relieve que la caída en el volumen de molienda impactará en la oferta de aceite y harina de soja en el mercado internacional, debido a que Argentina es el primer exportador mundial de ambos productos, según las estadísticas de la consultora, en sintonía con las que maneja la exportación local.

A los excelentes pronósticos del USDA, los referentes y analistas de la plaza interna agregan que la tendencia de cotizaciones de la oleaginosa muestra una importante merma hacia fines de noviembre y, según AgriPac, "si hubiera que arriesgar un precio para mayo 2010, habría que hablar de no más de 340 dólares por tonelada", lo que representaría una caída de 74 dólares con respecto a los precios de la soja disponible.

Si las proyecciones del USDA se alinean con las de otros analistas externos, la cosecha sojera de 2010 debería mostrar un incremento que, sumando a los tres mayores productores del mundo (Estados Unidos, Brasil y Argentina), debería dejar unos 28 millones de toneladas adicionales, sobre las actuales, pero falta más de un año, afirman los analistas.

Comentá la nota