EE.UU., preocupado por los planes nucleares de Chávez con apoyo ruso

Dijo que la compra de armas a Rusia es "un desafío a la estabilidad" regional.
Estados Unidos expresó ayer su preocupación por la compra de armas a Rusia por parte de Venezuela y por los proyectos nucleares del presidente Hugo Chávez, que cuentan con el apoyo de Moscú y de Teherán.

Nos preocupa en general el deseo manifiesto de Venezuela de incrementar su arsenal armamentístico, que creemos que plantea un serio desafío a la estabilidad en América Latina", declaró el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, en rueda de prensa.

Chávez confirmó el domingo que su país tiene un proyecto nuclear pacífico con apoyo de Moscú, y detalló que Rusia le otorgó un crédito por 2.200 millones de dólares para la compra a ese país de 92 tanques T72 y un número no determinado de sistemas antiaéreos con cohetes "reactivos".

El año pasado, Rusia ya había concedido un crédito de 1.000 millones a Venezuela para financiar la cooperación técnico-militar de los dos países, que se sumaron a los 4.400 millones de dólares gastados por Caracas desde 2005 en la compra de 24 aviones caza Sukhoi-30, 50 helicópteros de combate y 100.000 fusiles de asalto Kalashnikov, entre otros.

"Estamos preocupados ante una eventual carrera armamentística en la región", dijo Kelly. "Exigimos a Venezuela que sea transparente en sus compras, y muy claro acerca del objetivo de esas compras. Y también queremos que implanten procedimientos y salvaguardias muy claras para que esas armas no sean desviadas a ninguna organización irregular o ilegal", agregó.

Washington también está inquieto ante los vínculos entre el gobierno de Chávez y el régimen iraní, condenado internacionalmente por sus ambiciones nucleares, advirtió el portavoz. "Hemos visto informes de prensa al respecto. Venezuela firmó el Tratado de No Proliferación Nuclear y tiene ciertas obligaciones", dijo Kelly. "Por supuesto, vamos a seguir eso de cerca", aseguró. Teherán está ayudando a Caracas a desarrollar un programa nuclear civil, según anunció el propio Chávez, quien descartó tajantemente el posible uso militar de la energía atómica.

El domingo, tras una larga gira internacional que lo llevó, entre otros países, a Irán y a Rusia, Chávez anunció el crédito ruso para armamento. Explicó que Venezuela "no tiene planes para estar invadiendo o agrediendo a nadie", pero los nuevos cohetes con sus radares se usarán para evitar eventuales agresiones a su país. Sobre su proyecto de energía nuclear, previó que lo acusarán de pretender la bomba atómica, pero argumentó que en realidad obedece a lo que el presidente ruso, Dmitri Medvedev, firmó en una visita a Venezuela en noviembre de 2008.

Comentá la nota