EE.UU. pidió a Caracas y a Bogotá disminuir el tono del conflicto

El Departamento de Estado ofreció su ayuda para promover el diálogo entre Venezuela y Colombia
WASHINGTON.? En un nuevo intento por aliviar las tensiones que recrudecieron en los últimas días entre Colombia y Venezuela, el Departamento de Estado norteamericano pidió ayer a Caracas y a Bogotá que disminuyan el tono de su enfrentamiento y que trabajen para resolver sus diferencias."Llamamos a las partes de nuevo a sentarse para producir enfoques prácticos que resuelvan el conflicto y reduzcan la tensión", dijo un vocero del Departamento de Estado norteamericano, Ian Kelly.Además, Kelly señaló que a Estados Unidos le interesa promover la estabilidad y el diálogo en la región y, en ese sentido, ofreció su ayuda en ese proceso. "Es algo que deben resolver los dos países, claro, pero Estados Unidos está interesado en promover la estabilidad y el diálogo. Estamos listos para trabajar de forma conjunta con los países en la región para promover soluciones pacíficas a las disputas", manifestó el vocero.Las tensiones entre Colombia y Venezuela se incrementaron esta semana luego de que el mandatario venezolano, Hugo Chávez, pidiera a sus militares que se prepararan "para la guerra" debido a la amenaza que, según su gobierno, representa el acuerdo militar firmado entre Bogotá y la Casa Blanca que permite a militares norteamericanos utilizar siete bases colombianas.En respuesta, el gobierno colombiano anunció que llevaría el caso a las Naciones Unidas y a la Organización de Estados Americanos (OEA). El miércoles pasado Bogotá presentó la denuncia ante el Consejo de Seguridad de la ONU.En tanto, ayer, el embajador de Colombia ante la OEA, Luis Hoyos, entregó al secretario general del organismo, José Miguel Insulza, una nota de protesta por las recientes "amenazas" de guerra de Venezuela.En el documento entregado a la OEA, Colombia hace hincapié en tres puntos: que Venezuela coopere en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo; en la investigación de los recientes asesinatos de ocho colombianos en ese país, y que cesen las amenazas de agresión."Defender la patria"Chávez y otros líderes aliados de la región han criticado el acuerdo militar firmado recientemente entre Estados Unidos y Colombia. El mandatario venezolano reiteró ayer que es Washington, mediante ese convenio, el que representa una amenaza para su país. También rechazó una propuesta brasileña para mejorar la vigilancia entre Colombia y Venezuela."Sería alta traición a la patria que, sabiendo que se prepara una guerra contra Venezuela, nos quedemos con los brazos cruzados. Estamos obligados a prepararnos para defender la patria, aunque nos cueste la vida", dijo ayer Chávez en una marcha en Caracas. "Lo voy a repetir todos los días [...]. Estoy obligado a llamar a todos los venezolanos a prepararse para el combate", agregó.Kelly no mencionó por su nombre a Chávez, pero afirmó que Estados Unidos apoya el llamado de Colombia al diálogo "para ayudar a superar las tensiones que han surgido por algunas de las declaraciones de los líderes" en la región.Por otra parte, los gobiernos colombiano y ecuatoriano reanudaron ayer sus relaciones diplomáticas al designar encargados de negocios, tras 20 meses de ruptura por una operación militar colombiana contra la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano."Implica prácticamente una normalización de las relaciones diplomáticas", dijo el canciller de Ecuador, Fander Falconí."Resta el nombramiento de embajadores, pero el rompimiento es un tema superado", aseguró, por su parte, una fuente de la cancillería colombiana.

Comentá la nota