EE.UU.: piden revisar el embargo a Cuba

EE.UU.: piden revisar el embargo a Cuba
La oposición republicana dijo que la política de las sanciones unilaterales a La Habana "fracasó" y sugirió "normalizar" el vínculo
WASHINGTON.- Otro giro de fondo empieza a perfilarse en la "era Obama": la oposición republicana abrió ayer la puerta al levantamiento de las sanciones económicas que, desde hace más de cuatro décadas, el gobierno de los Estados Unidos aplica sobre Cuba.

Y, con eso, daría paso al consenso necesario para levantar el embargo comercial que castiga a la población de la isla.

Sería un giro de 180 grados: la política de castigo comercial había sido ratificada y ampliada durante el gobierno del presidente George W. Bush. Pero ahora los republicanos parecen admitir un error y dan aire a las intenciones del presidente Barack Obama, quien, durante su campaña electoral, anunció el propósito de "revisar" la controvertida política exterior para la isla.

Ayer, el discurso opositor no ahorró autocríticas. "Después de 47 años, debemos admitir que el embargo unilateral contra Cuba fracasó en su declarado propósito de llevar la democracia al pueblo cubano", sentenció el legislador por Indiana Richard Lugar, el republicano de mayor rango en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

"Debemos reconocer la ineficacia de nuestra política actual y negociar con el régimen cubano de un modo que refuerce los intereses de los Estados Unidos", subrayó el legislador.

Lugar -de buena sintonía con Obama, tanto que habría sido uno de sus candidatos a conducir el Departamento de Estado- produjo ese certero diagnóstico al avalar, con una nota personal, un informe sobre la situación en la isla redactado por sus asesores directos para la región.

Encabezada por el consejero republicano para América latina, Carl Meacham, la delegación de asesores viajó a Cuba entre el 11 y el 14 de enero, con permiso del gobierno.

Mantuvo, allí, entrevistas con autoridades del régimen cubano, diplomáticos, corresponsales de prensa, líderes religiosos y representantes de la sociedad civil.

Sin llegar a sugerir de modo expreso el levantamiento del embargo, el informe afirma que ese propósito aislacionista resultó un fracaso. Y sí sugiere una "hoja de ruta" para "normalizar" las relaciones con Cuba.

Aconseja que Washington establezca un "contacto secuenciado", que adopte "una serie constante de medidas graduales" que podrían "crear confianza" y preparar el camino para "un diálogo más efectivo sobre asuntos más complejos".

Antes de abril

En síntesis, el informe recomienda que Washington "empiece a tratar a Cuba como trata a otros países con los que tiene desacuerdos fundamentales". Y propone claramente que la decisión que se adopte llegue antes de la Cumbre de las Américas, que deliberará entre el 17 y el 19 de abril en Trinidad y Tobago.

Esa cita supondrá el primer encuentro de Obama con los líderes de la región. Y, de contarse con la decisión para entonces, se produciría "un cambio importante, que mejoraría la buena voluntad de los países latinoamericanos hacia los Estados Unidos".

Otras recomendaciones del documento son levantar las restricciones de los movimientos de los funcionarios cubanos en Washington, con la esperanza de que el gobierno de Raúl Castro haga lo mismo en La Habana. Actualmente, los funcionarios en las respectivas secciones de intereses no pueden salir de ambas ciudades.

El texto del senador republicano también propone que los Estados Unidos colaboren en la "explotación" de reservas de petróleo en Cuba, a las que se estima con un rango similar a las que tiene Ecuador, uno de los países productores de la región.

También sugiere abrir líneas de crédito para que Cuba pueda comprar productos agrícolas y medicinas en los Estados Unidos.

Unos meses antes de las elecciones, Obama aseguró que quería "revisar" la política hacia la isla. Pero no llegó a pronunciarse abiertamente por un levantamiento del embargo.

El informe de Lugar tuvo inmediato eco en La Habana, al punto de que el periódico Granma lo publicó ayer. En la nota, sin embargo, señaló que el senador se había cuidado de pedir la eliminación del embargo.

Comentá la nota