EE.UU. pide mesura a Colombia y a Venezuela

Dijo que no alienta el conflicto entre ambos
WASHINGTON.? En un intento por aliviar las tensiones que recrudecieron en los últimas días entre Colombia y Venezuela, el Departamento de Estado norteamericano pidió ayer a Caracas y a Bogotá que intensifiquen el diálogo para acercar posiciones al tiempo que descartó que su gobierno fomente un conflicto entre esos dos Estados latinoamericanos.

"Estamos pendientes de las tensiones en la frontera colombo-venezolana. No creo sinceramente que tenga que ver con Estados Unidos, pero alentamos el diálogo entre Venezuela y Colombia", dijo el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, había llamado el domingo a los responsables militares y al pueblo venezolano a prepararse "para la guerra" debido a la amenaza que según su gobierno representa un acuerdo militar firmado entre Colombia y Estados Unidos mediante el cual las fuerzas armadas norteamericanas tendrán acceso a bases colombianas.

Colombia, en tanto, reaccionó advirtiendo que llevaría la amenaza venezolana ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) o Naciones Unidas.

Chávez fue apoyado por el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, que aseguró que la región debe "prepararse" para una eventual invasión estadounidense.

La tensión que vive la región llevó preocupación a la Casa Blanca, que ayer logró que fueran nombrados dos diplomáticos clave en la política regional. Tras destrabarse su nominación en el Senado, Arturo Valenzuela juró como nuevo subsecretario de Asuntos Hemisféricos. En tanto, su predecesor, Thomas Shannon, fue designado embajador norteamericano en Brasil.

Comentá la nota