EEUU: Máquinas expendedoras de marihuana

Los distribuidores automáticos sólo podrán ser utilizados por personas a quienes se les ha recetado la droga por razones de salud. Once estados autorizan el uso medicinal de la hierba.
En la soleada California, como en casi todos los Estados Unidos es habitual encontrar máquinas expendedoras para cada situación: preservativos, cigarrillos, golosinas, gaseosas, diarios y, desde ahora también marihuana. Los distribuidores automáticos comenzarán a funcionar a modo de prueba y sólo podrán ser utilizados por personas a quienes se les ha recetado la droga por razones de salud.

Los pacientes tendrán que enseñar la fórmula médica, se les tomará una fotografía y las huellas digitales antes de poder utilizar la máquina.

Un total de 11 estados en EE.UU. permiten el uso medicinal de la marihuana, principalmente para aliviar el dolor, pero su uso es controvertido.

Vince Mehdizadeh, dueño del Herbal Nutrition Centre en Los Ángeles -donde se encuentra una de las dos primeras máquinas expendedoras- indicó que este servicio permitirá a los pacientes comprar provisiones adicionales cuando lo necesiten.

"Una vez que los usuarios han sido fotografiados, se les hayan tomado las huellas digitales y hayan mostrado su receta médica, se les dará una tarjeta que puede ser usada en las máquinas", le dijo Mehdizadeh a KWTX News 10 en EE.UU.

"Un guardia los saludará. Los pacientes deslizarán la tarjeta en la máquina y se verificarán las huellas digitales para confirmar la identidad del usuario", afirmó.

"Una cámara tomará una foto de los pacientes, para confirmar que éstos realmente están utilizando la máquina expendedora. Así que los pacientes sencillamente adquieren la medicina y luego se van", agregó.

Los operarios piensan que este tipo de distribuidores automáticos de drogas bajo prescripción médica podrían convertirse en algo común en EE.UU.

Defensores del programa señalan que la marihuana es una herramienta valiosa para aliviar el dolor y estimular el apetito de los enfermos.

Sin embargo, aún es prohibida de acuerdo con la Ley de Sustancias Controladas de 1970 y en la actualidad el gobierno federal de EE.UU. no reconoce ningún uso medicinal de esta droga.

Comentá la nota