EE.UU. llama a actuar contra el cambio climático

EE.UU. llama a actuar contra el cambio climático
El presidente estadounidense, Barack Obama, cuyo país es uno de los más contaminantes, está "determinado" a actuar contra el calentamiento global aunque ayer reconoció que queda por hacer "lo más duro". Así se expresó el mandatario en el marco de la cumbre sobre medio ambiente en la sede de la ONU.
"La amenaza representada por el cambio climático es grave, es urgente y crece", advirtió Obama ante decenas de dirigentes de todo el mundo reunidos para tratar de hacer avanzar las discusiones sobre el calentamiento global.

Y fue más severo aún. Las generaciones futuras van hacia una "catástrofe irreversible" si la comunidad internacional no actúa "con audacia, rápido y en conjunto".

"Comprendemos la gravedad de la amenaza climática. Estamos determinados a actuar. Y honraremos nuestras responsabilidades para con las generaciones futuras", prometió.

Pero, como estaba previsto y a pesar de la presión de los países europeos y otros Estados ricos, Obama no enunció un objetivo que no fuese el ya conocido, el de reducir antes de 2020 las emisiones estadounidenses de gases de efecto invernadero a sus niveles de 1990. En realidad, nadie esperaba una gran iniciativa por parte del jefe de la Casa Blanca.

La resistencia de algunos países ricos como EE.UU. a aceptar compromisos ambiciosos y la de grandes economías emergentes, como China o India, a someterse a fuertes restricciones hacen temer por el resultado de la conferencia de Copenhague (en diciembre) que busca elaborar un nuevo tratado internacional que tome el relevo del Protocolo de Kioto contra el calentamiento global.

Otro gran contaminante de la tierra, China, se comprometió a una "notable" reducción en las emisiones de CO2, uno de los gases responsables del efecto de invernadero.

Sin embargo, el presidente chino Hu Jintao tampoco ofreció cifras sobre este compromiso por parte del que consideró el "país en desarrollo más grande del mundo", pero insistió que tratará de hacer de China "una nación respetuosa" con el medio ambiente.

También habló Cristina Fernández de Kirchner, quien denunció que "la mayor contaminación está dada por los países desarrollados" y alertó sobre la intención de "trasladar la responsabilidad a los países emergentes" de las emisiones de gases que perjudican el medio ambiente.

"Hay una suerte de retracción a cumplir los compromisos de eliminar emisión de gases y quieren trasladar la responsabilidad a los países emergentes y no cumplir con compromisos que había de acuerdos para que países emergentes pudieran tener mejor tecnología y entonces producir en mejores condiciones", sentenció.

La Cumbre del Clima, convocada por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, pretende acercar posiciones antes de la reunión de Copenhague.

Los países en desarrollo, encabezados por India y China, dos de las naciones con menores estándares anticontaminación, alegan que Estados Unidos, responsable del 25% de las emisiones mundiales, debe ser el que tome medidas más drásticas.

El recorte de los niveles de CO2 depende en EE.UU. de la aprobación en el Congreso de la legislación que prevé la reducción para 2020 de las emisiones a los niveles de 1990, pero el Capitolio, centrado ahora en la reforma sanitaria, ya ha indicado que no adoptará medidas hasta el año próximo.

Comentá la nota