Los EEUU y la UE instaron a Israel a abrir los pasos fronterizos en Gaza.

Israel deberá abrir "incondicionalmente" todos los pasos fronterizos con la Franja de Gaza, señaló la comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Ferrero-Waldner, y enfatizó que la secretaria de Estado norteamericana, Clinton, "fue muy clara" en este punto.
La Unión Europea (UE) donará 436 millones de euros (554 millones de dólares) en ayuda a los palestinos, pero Israel deberá abrir los pasos fronterizos a Gaza para permitir el ingreso de la ayuda, coincidieron ayer Benita Ferrero-Waldner y Hillary Clinton tras un encuentro en Washington.

La funcionaria de la UE espera que la administración Obama "dé un nuevo impulso al proceso de paz en Cercano Oriente". Ferrero-Waldner ve señales alentadoras en el nuevo gobierno estadounidense. Obama evidentemente estuvo atento al consejo de los europeos y le asignó una alta prioridad al conflicto de Cercano Oriente.

Según declaraciones de Ferrero-Waldner, 200 camiones pueden atravesar diariamente los pasos fronterizos hacia Gaza, cuando en realidad serían necesarios entre 500 y 600 camiones para ayudar a paliar la "catastrófica situación humanitaria".

La UE se siente en la obligación de brindar ayuda humanitaria a los palestinos y es el principal país donante para los territorios palestinos. Sin embargo, Ferrero-Waldner señaló que "el problema central no está en la disposición del dinero, sino en las deficientes posibilidades de acceso", razón por la que exige la apertura de los pasos.

El dinero estará destinado a la ayuda humanitaria y la rápida reconstrucción de la Franja de Gaza, pero también al apoyo de las autoridades palestinas y la agencia de ayuda de la ONU para los refugiados palestinos. También se trata de retirar los escombros y las granadas que no estallaron en territorio palestino, así como ayudar a los niños traumatizados.

Ferrero-Waldner anunciará oficialmente la medida durante la conferencia internacional de donantes el próximo lunes en Sharm el Sheij.

El año pasado, la UE donó 440 millones de euros a la región. El dinero se pagará a través de un mecanismo especial para los territorios palestinos que permite a la UE controlar el uso de los medios.

Comentá la nota