EE.UU. dice que se va de Irak y explotan bombas

Mientras Obama reducirá un 9% de su ejército en el país árabe, en Bagdad un suicida provocó 52 muertos y 35 heridos en un cuartel de policía.
El Ejército estadounidense anunció hoy que retirará 12.000 efectivos de Irak en los seis próximos meses, un primer paso del plan anunciado por el presidente Barack Obama para poner fin a las operaciones de combate en agosto de 2010. Aunque esto pasa, los atentados siguen y hoy se llevaron 52 victimas más.

"Dos equipos de brigadas de combate cuya reubicación estaba prevista para los próximos seis meses, incluidas las fuerzas de apoyo, ingenieros e inteligencia, no serán reemplazados", según un comunicado militar. En estos momentos hay 14 brigadas de combate estadounidenses en el país árabe, unos 140.000 militares, con lo que tras esta reducción del 9% del total serán unos 128.000 los que queden en Irak. Para el 31 de agosto de 2010 habrá entre 35.000 y 50.000 militares de ese país como apoyo y adiestramiento, no de combate.

Obama anunció el pasado 27 de febrero, que "para el 31 de agoto de 2010 se habrá terminado nuestra misión de combate en Irak" , tal como se había comprometido durante la campaña electoral que lo llevó a la Casa Blanca. En el anuncio, hecho a poco de cumplirse el sexto aniversario del inicio de la invasión, Obama advirtió también que todavía quedarán "días difíciles" por venir, y aseguró que el objetivo de su gestión será ampliar su estrategia al resto de países de la región, "incluidos Irán y Siria", para abordar los desafíos del futuro en Oriente Próximo desde una posición "más sensata y sostenida".

En aquel momento, el presidente anticipó el inicio de un periodo de transición hasta acabar de forma definitiva la guerra de Irak "de forma responsable", asegurando que Estados Unidos promoverá el establecimiento de un gobierno iraquí "soberano", "estable", "representativo" y "responsable", en un país que esté "libre de terroristas".

Pero estos actos se siguen sucediendo ya que hoy al menos 52 personas murieron y más de 35 resultaron heridas debido a un atentado suicida perpetrado en un cuartel de la policía de Bagdad, informaron a la agencias de noticias alemana dpa fuentes policiales y testigos. El suicida irrumpió entre la multitud que esperaba ante el edificio con una motocicleta. La mayoría de las víctimas, que fueron trasladadas al hospital canadiense y al de Ciudad Sader, eran jóvenes iraquíes aspirantes a policías

Se trata del atentado más sangriento ocurrido en meses en la capital iraquí. El centro de reclutamiento ya había sido atacado antes: en diciembre de 2008 dos bombas dejaron 15 muertos y en 2005 dos mujeres se hicieron volar por los aires matando a otras 40 personas.

Comentá la nota