EE.UU. denuncia las mordazas a la prensa

Trasciende un informe crítico de Hugo Chávez
MIAMI.- Un informe no clasificado de inteligencia de Estados Unidos señala que el presidente venezolano, Hugo Chávez, está tomando "medidas enérgicas" para amordazar las críticas de los medios de prensa mediante el cierre de decenas de estaciones radiales, al tiempo que ejerce un control más estricto sobre un canal de televisión y maniobra para asumir el control de otro.

"El gobierno de Chávez está tomando medidas enérgicas para silenciar a sus críticos´´, señaló el organismo Open Source Center en un informe con fecha del 3 de agosto. El centro, que forma parte de la oficina del director de Inteligencia Nacional, el zar de inteligencia estadounidense, brinda análisis basados en información pública, tales como reportajes de periódicos, radio y televisión.

El informe de dos páginas sobre Venezuela -que está marcado como Unclassified/FOUO ("No clasificado-sólo para uso oficial")- enumera siete ejemplos bien conocidos de esfuerzos del gobierno venezolano para asumir el control de medios de prensa o tomar medidas duras en su contra.

Aunque las conclusiones del informe se hacen eco de las quejas expresadas en los últimos meses tanto por grupos de oposición de Venezuela como por activistas por la libertad de expresión dentro y fuera de ese país, está escrito de manera inusualmente directa. La embajada de Venezuela en Washington no respondió a solicitudes de comentarios.

"Silenciar a sus críticos permitiría a Chávez controlar por completo los medios de prensa, pero también lo privaría de lo que ha sido por mucho tiempo su chivo expiatorio, según señala el informe. Puede que él esté dispuesto a pagar ese precio con tal de amordazar las noticias y comentarios negativos, que han estado señalando los problemas económicos del país y el creciente autoritarismo de Chávez durante el último año."

"La acción del gobierno contra sus críticos en los medios de prensa eliminaría, asimismo, los únicos foros disponibles para los demás críticos nacionales de Chávez, entre ellos los funcionarios electos de la oposición, los partidos políticos y los estudiantes universitarios", añade.

Entre los siete ejemplos, señaló que el mes pasado el gobierno cerró 32 estaciones de radio y se comprometió a cerrar otras 208, supuestamente por no presentar los papeles requeridos. Chávez ha dicho que las frecuencias serán concedidas "al pueblo".

Regulaciones

El informe subrayó también las regulaciones de radiodifusión nacionales impuestas a RCTV International, sucesora exclusivamente por cable de RCTV, una importante emisora confiscada por Chávez en 2007. La estación de cable no está obligada, como el resto de las estaciones de televisión, a transmitir en vivo los discursos de Chávez.

Las transmisiones de los discursos están alcanzando este año un promedio de 70 minutos, en comparación con 50 minutos en el 1999, según el informe. Funcionarios del gobierno, además, han amenazado varias veces con cerrar Globovisión, un canal televisivo que a menudo critica al presidente, agrega el informe.

"Pero, al parecer, se están preparando más bien para asumir el control de la estación que para cerrarla", dice.

El informe añade que un proyecto de ley especial contra "delitos mediáticos" propuesto por la fiscal general Luisa Ortega, que iba a ampliar "significativamente" la capacidad del gobierno para castigar a los críticos en los medios de prensa, no ha sido presentado por ningún miembro de la Asamblea Nacional para su consideración.

Comentá la nota