EE.UU.: crítica al salvataje de bancos

"El plan económico de Obama, en quien tenemos tanta esperanza, fue mal concebido. Busca preservar un sistema financiero que francamente no debería ser preservado. Los sindicatos y la gente común están con bronca, las familias se redujeron, perdieron el valor de sus casas, ¡algunos hasta sus casas!, ahorros, pensiones, expectativas educativas para sus hijos. Y en cambio, por desgracia, se presta oídos a gente del mundo financiero o que responde a sus necesidades, no al pueblo de EE.UU.", dijo a Clarín la economista Jane D'Arista. Ex asesora del Congreso y jefa de Programas del Centro de Mercados Financieros, vino a Argentina para un seminario sobre la crisis global que el CEFIDAR hizo en el Banco Nación.
¿Cómo acotar el poder que alcanzó el sistema financiero, y que incluyó al gobierno Clinton?

Hace bien en incluirlo, habrá notado que el poder en la administración Obama sale de la de Clinton, es Larry Summer.

Por eso pregunto sobre las posibilidades y los límites a un cambio.

Economistas progresistas ya nos quejábamos con Clinton pues cedía mucho terreno. Y Summers no quiso regular derivados (inversiones muy complejas y especulativas que derivan del precio de commodities, tasas, acciones), en línea con Wall Street.

¿Cómo está hoy el debate?

El Tesoro de Timothy Geithner presentó un plan. Pero en él los contratos entre dos partes no necesitan registrarse en la Comisión de Valores. ¿En qué quedamos? Espero que el Congreso intervenga. Ya hay una propuesta para la llamada Comisión Pecora sobre nuevas regulaciones, por ejemplo, la que separó banca comercial de banca de inversión. Pero primero debemos entender qué pasa, hacer una autopsia completa del sistema. La comisión de expertos debe llegar a un consenso: no queremos que esto vuelva a ocurrir.

Según D'Arista, sobre la crisis global su país debe "mostrar un esfuerzo de cooperación con el resto del mundo". Ve "ciertos avances en el G-20 e iniciativas en especial de Europa de controlar más los tan especulativos hedge funds". Y respecto del FMI, cree que "no necesitamos un nuevo ciclo de deudas, en todo caso haría falta, como ya pensaba Keynes, una cámara compensadora, algo así como un banco global de compensaciones.

¿Qué aconsejaría a Argentina para enfrentar la crisis y poner las finanzas en pos del desarrollol?

Hoy se habla más de banca de desarrollo. Bienvenido, las economías deben crecer con recursos propios y depender menos del capital externo, que crea deudas luego descontroladas. También debe haber controles de capital. Creo que se avanza en esa línea. Néstor Restivo

Comentá la nota