En EE.UU, Cristina culpó a las AFJP por la deuda y el default

Lo hizo en su discurso en Washington ante los líderes del Grupo de los 20. Criticó el sistema de jubilación privada y además reclamó la reformulación del FMI y otros organismos financieros internacionales. Hoy inicia una gira por Africa.

Por: Ana Baron

El objetivo de la Cumbre del Grupo de los 20 que tuvo lugar en Washington ayer era buscar formas para impedir que se vuelva a repetir una crisis financiera como la que está teniendo lugar en el mundo. Sin embargo, la presidenta Cristina Kirchner aprovechó el discurso que pronunció durante la reunión plenaria para defender la nacionalización de las AFJP, una medida que ha sido muy criticada en Washington y en Wall Street y responsabilizar a las administradoras por la deuda externa argentina y "buena parte" del default.

"Un buen ejemplo de los experimentos financieros ocurrió en nuestro país con la privatización de la jubilación que ocurrió en 1994 y que es responsable del 42 por ciento de la deuda externa y de buena parte del posterior default" de 2001, dijo Cristina. "Hoy el Estado argentino debe auxiliar el pago del 77 por ciento de las jubilaciones privadas debiendo aportar 4.000 millones de pesos por año para cubrir los efectos de esa privatización".

Cristina lanzó esta ofensiva a favor de la nacionalización de los fondos de jubilaciones privadas, sólo un día después de que el juez Thomas Griesa decidió en Nueva York mantener congelados los activos que las AFJP tienen invertidos en los Estados Unidos y en vísperas de la votación que tendrá lugar en el Senado esta semana en relación con esta nacionalización.

Este tema también esta en el candelero en Estados Unidos. El viernes, el The Wall Street Journal publicó una nota diciendo que hay senadores demócratas en el Senado de EE.UU. que quieren nacionalizar los 401K, que es el sistema de jubilación privada que hay en EE.UU., siguiendo el ejemplo de lo que hizo con las AFJP Cristina en la Argentina. El tono del articulo era muy crítico. Cuando esta corresponsal le preguntó al senador Christopher Dodd si realmente había intención entre los demócratas de modificar el status de los 401K, lo negó rotundamente. "No hay nada de eso en nuestro planes", dijo a Clarín después de la reunión que tuvo con Cristina Kirchner y que según sus propias palabras fue muy buena.

En coincidencia con el documento final de la Cumbre, (ver páginas 22 a 24) Cristina pidió la reforma de los organismos financieros internacionales, particularmente del FMI, pero no sólo para que sea más eficiente durante la crisis, como lo piden los demás. Cristina siempre se opuso también a las recetas del Fondo por considerarlas ultra liberales.

En el discurso de ayer de hecho dijo que "no sólo estamos ante un problema financiero sino que frente al fin de un modelo económico y político que pregonaba la falta de controles como concepto".

Según Cristina después de que cayó el muro de Berlín, se pasó de un sistema económico totalmente centralizado a un sistema ultraliberal. "Este sistema basado en el Estado mínimo y la autorregulación de los mercados, que como contraparte de los sistemas estatistas, oscilaba entre un extremo al otro." dijo. "No estoy hablando del fin del capitalismo sino que necesitamos otro capitalismo. Uno que busque generar puestos de trabajo, progreso social. No hay crecimiento ni desarrollo sin apoyarse en la estructura productiva", agregó.

Cristina dijo que así como la globalización disparó la crisis como una epidemia, aplicando las medidas correctas la globalización puede expandir con la misma velocidad los resultados para cambiar las expectativas.

Pese a que además reclamó que se regulen los paraísos fiscales y la fuga de capitales, esos dos temas no entraron finalmente en el documento final. Estados Unidos y Canadá se oponían a imponer regulaciones en un sector financiero que no fuera el bancario.

Cristina sin embargo criticó duramente a la calificadoras de riesgo "a las que deberíamos -dijo- llamar descalificadoras de riesgo. Nunca ayudan a prevenir los problemas y representan otros intereses que los que dicen representar. No hace mucho analistas del banco de inversión Lehman Brothers anunciaron la caída de la Argentina. Poco tiempo después nos dimos cuenta de que lo que estaban ocultando era la proximidad de su propia quiebra, como de hecho ocurrió.

Comentá la nota