EE.UU: el 66% cree que caerá su nivel de vida

La recesión cada vez más grave que afecta a Estados Unidos erosionó la situación financiera y el optimismo de un amplio segmento de la población norteamericana. Casi dos tercios de los estadounidenses dicen haberse visto afectados por la crisis, además de opinar que el país cayó en una desaceleración económica de largo plazo.
Una nueva encuesta realizada por The Washington Post junto con la ABC News descubrió también que una cantidad creciente de estadounidenses -el 66 por ciento, en contraste con poco más de un 50 el año pasado- teme no poder mantener su nivel de vida.

Cerca de 2 de cada 10 personas consultadas admitieron haber perdido su trabajo en los últimos meses o tener a alguien en el hogar que lo perdió, en tanto que más de un cuarto de los consultados dijo que su sueldo se vio reducido o que le modificaron el horario de trabajo.

Por otro lado, un 15 por ciento confesó que en algún momento del año pasado se atrasó con el pago del alquiler o la hipoteca.

Esta encuesta no hace sino captar los efectos de la debilitada economía norteamericana, que los políticos intentan contener. Este martes, la Reserva Federal había bajado la tasa a un 0,25 por ciento, la más baja hasta ahora.

"Van a ser lo más bajas que puedan ser", dijo el presidente electo de EE.UU., Barack Obama, durante una conferencia de prensa celebrada justo antes de su encuentro con los miembros de su equipo económico. "Y si bien la Fed todavía va a contar con más herramientas a su disposición, resulta esencial que las otras oficinas de gobierno den un paso adelante. Y por ello es que el plan de recuperación económica es tan importante".

El presidente electo prometió poner en práctica un masivo plan de estímulo económico que prepara el terreno para construcciones financiadas públicamente a una escala que no se ha visto desde que comenzaron los trabajos sobre el sistema de autopistas interestaduales, hace ya de esto medio siglo. Los economistas calcularon que el plan de Obama costará más de 700 mil millones de dólares, a un plazo de dos años.

Esta nueva encuesta descubrió también que cerca de dos tercios de los norteamericanos apoyan nuevos gastos federales para estimular a la economía y que una mayoría de demócratas y republicanos dan su apoyo a la idea.

La mayoría de los norteamericanos, el 55 por ciento, opinó que Obama tendrá un buen comienzo en su presidencia al abordar el tema de la economía, que casi todos los estadounidenses consideran como el asunto número uno en el país. El 10 por ciento de los consultados opina que Obama se encuentra en el camino equivocado en términos de visión económica. Cerca de la mitad de los que opinaron dijo pensar que Obama podrá mejorar la economía del país "mucho", o "en un porcentaje importante".

El 57 por ciento aseguró que gastará menos que el año pasado en regalos para las Fiestas.

Comentá la nota