EEUU creará una oficina para combatir el narcotráfico en México

EEUU creará una oficina para combatir el narcotráfico en México
La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, anunció durante una visita a México la creación de una oficina común en territorio mexicano para coordinar acciones conjuntas contra el narcotráfico.
En una rueda de prensa con su homóloga mexicana, Patricia Espinosa, Clinton anunció también que Washington entregará a México más 80 millones de dólares para la compra de helicópteros Blackhawk destinados a la lucha contra el crimen organizado.

La funcionaria estadounidense aseveró que "los capos de la droga y los criminales que propagan la violencia están intentando corroer las bases de la ley, el orden, la amistad y la confianza" entre México y EE.UU., pero aseguró que los delincuentes "fracasarán".

En este sentido, Clinton subrayó que la relación entre los dos países es "mucho más grande que cualquier asunto, incluido este (el del narcotráfico)".

Explicó que en el marco de la Iniciativa Mérida, un plan de apoyo estadounidense para la lucha que libran las autoridades mexicanas contra el crimen organizado, a través del cual EE.UU. aprobó ya el desembolso de 700 millones de dólares, México recibirá adicionalmente una partida de 80 millones de dólares para comprar helicópteros.

"El Gobierno mexicano nos explicó con claridad su necesidad urgente de contar con helicópteros adicionales para enfrentar a los traficantes de drogas, y estamos respondiendo", sostuvo.

Esos aparatos "ayudarán a la policía mexicana a responder con agresividad y exitosamente frente a las amenazas de los cárteles", dijo.

Además, Clinton anunció la creación de lo que llamó "una nueva oficina bilateral de implementación" en la capital mexicana, en la que funcionarios de ambos países "trabajaran juntos lado a lado para luchar contra los traficantes de drogas y la violencia que propagan".

La secretaria de Estado insistió en que el Gobierno del presidente de EE.UU., Barack Obama, entiende que el narcotráfico, que el año pasado causó 5.600 muertes en México, es "un problema compartido".

Al respecto, Clinton discutió con la canciller mexicana y con el presidente Felipe Calderón, el plan anunciado el martes por la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, para controlar el contrabando de armas y el flujo de dinero hacia las bandas de narcotraficantes en México.

"Sabemos que los traficantes son motivados por la demanda de drogas ilegales en EE.UU. y que se arman mediante el transporte de armas de Estados Unidos a México, por lo que consideramos nuestra responsabilidad apoyar al Gobierno y al pueblo mexicano en derrotar a un enemigo que produce violencia", manifestó.

Sin embargo, aseguró que las decisiones que tome Estados Unidos "estarán guiadas por lo que el Gobierno mexicano crea que funcione y sea apropiado".

Clinton expresó su confianza de que los esfuerzos "valientes" del presidente Calderón, de las autoridades y del pueblo mexicano permitirán alcanzar el objetivo de "acabar con la corrupción y construir instituciones fuertes".

"Estaremos hombro con hombro con ustedes mientras asumen todas estas acciones", apuntó la jefa de la diplomacia estadounidense, quien el jueves viajará a la norteña ciudad de Monterrey.

Comentá la nota