EE.UU. busca un acuerdo en Honduras

La delegación de Obama llegó ayer
TEGUCIGALPA.- Una delegación de alto nivel estadounidense enviada por el presidente Barack Obama llegó ayer a la capital hondureña para tratar de destrabar las negociaciones entre las partes y lograr un acuerdo in extremis antes de las elecciones del 29 de noviembre.

Encabezada por el subsecretario de Estado para América latina, Thomas Shannon, la misión la completan el secretario adjunto de Estado, Craig Kelly, y el asesor de Obama para América latina, Dan Restrepo. Con el envío de la misión de alto nivel, Obama se involucra por primera vez en el conflicto hondureño, transcurridos cuatro meses desde que Manuel Zelaya fue derrocado en un golpe de Estado.

Los diplomáticos estadounidenses se reunieron con representantes del presidente de facto, Roberto Micheletti, y de Manuel Zelaya. Poco después, el mandatario derrocado recibió a la delegación de Obama y a funcionarios de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la sede de la embajada de Brasil, donde se refugia desde el pasado 21 de septiembre. Tras la reunión, Zelaya declaró: "Ni Estados Unidos ni nosotros hemos modificado nuestro apoyo a la democracia".

El denominado "Diálogo de Guaymuras", instalado a instancias de la OEA el 7 del actual, se frustró hace unos días cuando Zelaya dio por concluidas las conversaciones después de que Micheletti se negó a aceptar su restitución sin el aval de la Corte Suprema.

A raíz de ese nuevo fracaso en las negociaciones, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, habló telefónicamente con Zelaya y con Micheletti para tratar de reconducir el diálogo. "Se les pidió a ambas partes que muestren flexibilidad", dijo ayer Ian Kelly, vocero de Clinton.

Pero los esfuerzos de Washington por encauzar a las partes hacia la senda del diálogo podrían ser infructuosos. Lejos de flexibilizar su postura, Micheletti insistió anteanoche en que "no habrá restitución" para Zelaya. "Cualquier arreglo de la crisis tendrá que ser posterior a las elecciones", declaró el gobernante de facto.

Comentá la nota