EEUU advirtió a Corea del Norte que está preparado ante un posible ataque a Hawai

Estados Unidos está preocupado por el eventual disparo de un misil norcoreano hacia Hawai y adoptó todas las medidas necesarias para proteger ese territorio situado en medio del Océano Pacífico, informó el secretario de Defensa, Robert Gates.
"Tenemos algunas preocupaciones de que lancen un misil hacia el oeste, en dirección a Hawai", dijo Gates en una conferencia de prensa.

El secretario de Defensa norteamericano precisó que había aprobado el despliegue de su sistema anti-misiles en el estado de Hawai y radares "para proveer apoyo" en caso de un eventual ataque con misiles de Corea del Norte.

"Sólo diré que estamos en una buena posición si necesitáramos proteger el territorio estadounidense", agregó Gates, citado por la agencia de noticias Europa Press.

El funcionario realizó estas declaraciones luego de que se conociera un informe del Ministerio japonés de Defensa, citado por el diario Yomiuri Shimbun, que señaló que Pyongyang podría lanzar un misil de largo alcance Taepodong-2 en dirección a la isla japonesa de Okinawa, de Guam o del archipiélago estadounidense de Hawai.

Corea del Norte ya lanzó tres misiles de largo alcance: en 1998, en 2006 y este año, violando las resoluciones de la ONU que le impiden el lanzamiento de misiles balísticos Pyongyang disparó en abril un cohete desde su base de lanzamiento de Musudan-ri, en su costa oriental, lo que fue interpretado como una prueba encubierta de sus misiles de largo alcance.

Ese cohete cayó en el Océano Pacífico a unos 3 mil kilómetros de su lugar de lanzamiento, dijeron expertos, lo que indica que Pyongyang necesita pruebas adicionales para perfeccionar su tecnología misilística intercontinental.

La costa de Alaska está a unos 4.800 kilómetros de Corea del Norte.

La tensión aumentó estas últimas semanas en la península de Corea tras un segundo ensayo nuclear realizado el 25 de de mayo por el régimen comunista.

Tras esta prueba, el Consejo de Seguridad de la ONU respondió con sanciones severas, incluyendo un endurecimiento del embargo de armas, la autorización a inspeccionar barcos norcoreanos en busca de materiales nucleares o misiles y un ataque a los medios con que Pyongyang financia su desarrollo atómico.

Rusia y China, que hasta ahora usaron el poder de veto en el Consejo de Seguridad para moderar sanciones contra Corea del Norte impulsadas por Occidente, aprobaron las últimas medidas punitivas del órgano.

Tras un encuentro en el Kremlin, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, y su par chino, Hu Jintao, expresaron su preocupación por las tensiones en la península norcoreana y se sumaron a las presiones mundiales para que Pyongyang retome las negociaciones por su programa nuclear.

Comentá la nota