Los EEUU advierten un aumento de la actividad de Irán en la región

Teherán incrementó su presencia en América Latina y el Caribe, incluyendo acciones que buscan apoyar a Hezbollah, dijo un comandante militar norteamericano de alto rango
El almirante de la Marina James Stavridis, quien supervisa los intereses militares de los Estados Unidos en la región como jefe del Comando del Sur norteamericano, dijo que Hezbollah estaba vinculado con el tráfico de drogas en Colombia.

"Hemos visto (...) un aumento en un amplio nivel de actividad del gobierno iraní en esta región", dijo Stavridis a la Comisión de Servicios Armados del Senado. "Esa es una preocupación principalmente debido a las conexiones entre el gobierno de Irán, que es un estado que patrocina el terrorismo, y Hezbollah", sostuvo.

El Departamento de Estado norteamericano incluye al movimiento político y militar libanés en una lista de organizaciones terroristas. Stavridis dijo que las actividades de Hezbollah en América del Sur han estado concentradas particularmente en la región fronteriza entre Brasil, Paraguay y la Argentina (en referencia a la Triple Frontera), pero también en Colombia.

"Hemos visto en Colombia una conexión directa entre la actividad de Hezbollah y la actividad del narcotráfico", añadió el comandante, sin dar detalles. Colombia dijo en octubre pasado que había desbaratado una red de drogas y lavado de dinero que sospechaba enviaba fondos a Hezbollah.

Hezbollah ha negado vínculos con drogas y lavado de dinero, y describió las acusaciones como parte de una campaña de propaganda que busca dañar su imagen.

El gobierno del presidente Barack Obama ha buscado iniciar un diálogo con Teherán, pese a sus grandes diferencias sobre varios temas, incluyendo el programa nuclear iraní.

Irán dice que su programa sólo busca generar electricidad mientras que Washington y sus aliados acusan a Teherán de intentar fabricar una bomba nuclear.

Stavridis es el más reciente funcionario de defensa norteamericano en expresar preocupación por la influencia iraní en Latinoamérica, donde los gobiernos izquierdistas en Venezuela, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Bolivia se han acercado a Irán durante los últimos años.

En enero, el secretario de Defensa Robert Gates dijo al mismo panel del Senado que estaba más preocupado por la "intromisión" iraní de lo que lo estaba por las actividades de Rusia en América Latina.

Comentá la nota