Los EEUU admitieron que por error sus fuerzas mataron al menos a veintiseis civiles en Afganistán.

El Comando Central de Operaciones informó que las bajas en la población afgana durante un ataque contra insurgentes talibanes se produjeron porque no se siguieron "todas las pautas especiales".
Los Estados Unidos admitieron que cometió un error durante un ataque aéreo en Afganistán, que a comienzos de mayo causó la muerte de decenas de civiles. El Comando Central de los Estados Unidos responsable de la misión en Afganistán informó hoy que una investigación de los hechos demostró que en el ataque en la provincia de Farah no se siguieron "todas las pautas especiales".

"El incumplimiento de estas pautas provocó posiblemente las víctimas civiles", dice el reporte. Según el ejército norteamericano, la cifra de civiles muertos fue de al menos 26, mientras que 78 combatientes talibanes perdieron la vida en el ataque.

"Probablemente nunca podamos determinar con exactitud cuántas víctimas civiles causó esa operación", añade el informe. Por este motivo, no se puede descartar "que hayan muerto más de 26 civiles".

Una investigación del gobierno afgano llegó hace algunas semanas a la conclusión que 140 habitantes de la localidad de Gerani murieron en el ataque. En el operativo contra los talibanes el 4 de mayo, tropas norteamericanas y afganas pidieron apoyo desde el aire. Mientras que varios ataques de aviones de combate F 18 cumplieron todas las pautas establecidas, durante una incursión posterior de un bombardero B1 se cometieron errores de ejecución.

Comentá la nota